Carlos Soria prepara sus nuevos proyectos en el Hospital de Benasque.

0
591

 

Se ha convertido ya en una tradición navideña. El veterano montañero Carlos Soria se encuentra de nuevo estos días a caballo entre el año que se va y el que viene en el Hospital de Benasque practicando esquí de fondo de cara a preparar sus próximas expediciones.

Soria confiesa que siempre está preparando nuevos proyectos y sigue ilusionado en hacer cima en las tres cimas de más de 8.000 metros que le restan, lo que le convertiría en el más longevo alpinista en coronar el techo del  mundo. Hasta que inicie los preparativos para sus expediciones, estos días está disfrutando de las que define como «magníficas pistas» de los Llanos haciendo kilómetros para trabajar su fondo físico.

El escalador reconoce que mantiene el objetivo de poder coronar los 14 ochomiles aunque sin que esta meta se convierta en una obsesión. «Es una felicidad –confiesa- el poder seguir haciendo las cosas que me gustan a esta edad, tan mayor». Pero no todo es escalada en la vida de este veterano. Una de sus facetas más desconocidas es la de sus proyectos solidarios entre los que tiene un papel capital el apoyo a la escolarización de más de cien niños de la localidad de Sama, en el Nepal.

Nacido en Ávila, el 5 de febrero de 1939, a sus casi 76 años 76 años es el único alpinista que ha escalado diez montañas de más de 8.000 metros después de cumplir los 60 años, y es la persona más veterana en la historia que ha ascendido con éxito al K2 (65 años), Broad Peak (68 años), Makalu (69 años), Gasherbrum I (70 años), Manaslu (71 años) y Kanchenjunga (75 años).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.