Sacarse los nudos de manera sencilla y eficaz

1
688

Las personas no tienen el mismo estado de ánimo todos los días, ni se experimentan las mismas emociones, ni tampoco parecidas sensaciones corporales (dolores, pesadez, vitalidad, fluidez… ). Además, aparecen en las cadenas musculares nudos y contracturas que son generadores de malestar e insatisfacción, debidos a esfuerzos excesivos o por la tensión acumulada en la vida cotidiana. Ante esta situación cada persona posee recursos eficaces y sencillos para recuperar el bienestar, como es el caso de desanudarse, que consiste en llevar a cabo conductas motrices que hagan desaparecer los nudos y recuperar la armonía y el equilibrio.

Desanudarse es un proceso personal de exploración motriz practicado por el profesor Alberto Masciano en el gimnasio Olimpia de la ciudad argentina de Chivilcoy, quien sugiere a sus alumnos al comienzo de cada clase, que inicien una exploración espontánea y libre de su motricidad tumbados en el suelo para tratar de sacarse los nudos y contracturas acumulados en la vida cotidiana.

Es también una forma espontánea y gozosa de estirarse, al modo y manera natural como lo llevan a cabo los perros o los gatos; también de tonificarse y de prepararse para la acción, un modo de ajustar la postura, de sentarse y levantarse con facilidad y fluidez, de rodar por el suelo o de conectar con la respiración, entre otras muchas posibilidades de acción.

DESANUDARSE

Es un procedimiento eficaz y sencillo de centrarse, de manera que cada persona pueda llegar a conectar con su centro, con su aquí y ahora, pudiendo iniciar un diálogo íntimo y singular con su propio cuerpo. Estar centrado, en contacto directo consigo mismo guiado por el fluir respiratorio, es una actitud básica para iniciar cualquier sesión de educación física o entrenamiento, con plenas garantías de aprovechamiento.

La acción motriz de desanudarse, puede realizarse en cualquier lugar y circunstancia, de pie, sentado o tumbado en el suelo. Pudiendo durar todo el tiempo que cada persona necesite en cada ocasión.

Una vez en el suelo y cuando se tenga una clara percepción del propio cuerpo estando conectado con la propia respiración, puede estirarse, contraerse, abrir las articulaciones, realizar giros, rotaciones y cualquier otra acción motriz que surja de manera espontánea y fluida, sin pensar, tan solo permitiendo que el propio cuerpo se exprese y explore motrizmente para actuar del modo que mayor bienestar genere.

Todas las personas, cualquiera que sea su edad y condición física, son capaces de descubrir las posibilidades ocultas de su motricidad, pudiendo al lograrlo, orientar la vida de una forma diferente, lo que incluye en algunos casos, iniciar la práctica deportiva que creían no preferir. Tan solo es necesario empezar a explorarse para redescubrirlas y utilizarlas para la mejora sustancial de la calidad de vida.

www.ejercicioybienestar.org

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.