El Archivo municipal restaura pergaminos sobre el Fuero de Jaca

0
1572

Dos pergaminos de importante relevancia histórica se encuentran entre los documentos que se han restaurado en el Archivo Municipal de Jaca durante el último año. Uno de ellos es un traslado notarial del Fuero de Jaca y el otro una confirmación realizada por el rey Juan I de Aragón. Además, también se ha restaurado un Libro de Actas del Concejo, institución que gobernaba la ciudad antes de la creación de los ayuntamientos.

La antigüedad de los documentos custodiados, así como su cantidad y su buen estado de conservación convierten al Archivo jaqués en uno de los más prominentes de España.

En cuanto al primer pergamino, un traslado notarial que data de 1520, es una de las tres copias que se conservan, de gran importancia histórica al tratarse del Fuero de Jaca. Este documento había sufrido contacto con alguna fuente de humedad, lo que produjo la aparición de microorganismos, provocando su arrugamiento y la pérdida de soporte. Con esta restauración, ya se encuentran las tres copias en buen estado.

Archivo Jaca

El segundo pergamino restaurado contiene la confirmación realizada en 1389 por el rey de Aragón, Juan I, sobre la donación hecha por Alfonso I del puerto de Tortiellas a Araguás del Solano. Los trabajos de restauración de este valioso documento se centraron, principalmente, en la hidratación del soporte para facilitar su aplanado ya que llevaba mucho tiempo doblado. El documento sobre la donación original de Alfonso I, datada en 1122, también se encuentra en el Archivo de Jaca.

Por su parte, el Libro de Actas restaurado abarca el periodo entre los años 1646 a 1648. En él se escribían todos los acuerdos que adoptaba el concejo de la época. Estos ejemplares son una de las mejores fuentes para conocer la historia de la ciudad, por lo que su restauración se ha marcado como una prioridad. Su estado de conservación presentaba algunas deficiencias, al haberse visto afectado por algún líquido derramado que causó la aparición de hongos y la destrucción parcial del soporte, lo que supuso la pérdida de parte de la información que contenía. Además, había desaparecido por completo la encuadernación del pergamino, quedando más vulnerable a ataques externos.

La restauración de este libro se desarrolló mediante procesos de desinfección y eliminación de las esporas del hongo con el fin de evitar futuras germinaciones. El resultado es la consolidación del soporte y la reintegración de las partes desaparecidas sin poder recuperarse la información perdida.

Las labores de restauración representan un apartado imprescindible y necesario para mantener el Archivo Municipal de Jaca, que constituye un auténtico patrimonio histórico-cultural de incalculable valor, situándose entre los archivos municipales más importantes de toda España. El documento más antiguo que se conserva está datado en el año 1042, lo que le convierte en el tercer archivo municipal con el documento más antiguo. Se trata de la donación que hizo el rey Ramiro I de la villa de Suesa a los vecinos de Osas, concediéndoles fuero. La primera referencia al archivo jaqués de la que existe constancia es de 1555, tan sólo diez años después de que se construyera la Casa Consistorial.

Cabe destacar que el mayor volumen documental corresponde al fondo municipal aunque también hay otros sobresalientes como el de la Cámara Agraria o el fondo notarial. Durante el último año se sumó el fondo particular de Juan Lacasa mediante donación de sus herederos. La documentación de quien fuera alcalde jaqués entre 1943 y 1961 se centra en el ferrocarril de Canfranc y en los Cursos de Verano de la Universidad de Zaragoza. El Archivo también incluye otra documentación significativa y valiosa para la historia de Jaca como es, por ejemplo, la relativa a la Olla de los Pobres.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.