Entrevista con Carlos Bravo, presidente del Centro Excursionista de Ribagorza

0
938

Carlos Bravo es el presidente del Centro Excursionista de Ribagorza, CER, una activa entidad radicada en Graus que es la que cuenta con un mayor número de asociados en toda la comarca ribagorzana y que se ha consolidado en los últimos años como un impagable motor de propuestas culturales, recreativas y sociales y un imprescindible factor de encuentro de gentes de las más diversas edades y extracciones sociales. Bravo, profesor y divulgador cultural, es la cara más visible –pero no la única- de este Centro Excursionista cuya labor y disponibilidad gozan de unánime reconocimiento entre los grausinos.

 

 

 

-Pregunta. ¿Qué es el CER?

-Respuesta. El Centro Excursionista de la Ribagorza es una asociación sin ánimo de lucro que, desde Graus pero con voluntad de abarcar principalmente toda la comarca ribagorzana, se dedica desde hace veinte años a organizar excursiones y a proponer actividades en la naturaleza, o relacionadas con ella, con la intención de canalizar de manera colectiva la afición a este deporte que exista en nuestro espacio geográfico local y comarcal. Nuestro club tiene  además entre sus objetivos trascender en cierta medida este primer aspecto exclusivamente deportivo para incidir también en el conocimiento y el aprecio de nuestros paisajes naturales, nuestro rico patrimonio cultural y arquitectónico y, como indispensable valor añadido, sumar a todo ello el desarrollo de la sana convivencia y la camaradería entre quienes participan en nuestras actividades.

-P. ¿Qué labor desarrolla?

-R. Como he dicho, la primera labor es la organización de esas excursiones con la confección de un programa anual y un calendario de actividades, desde enero hasta diciembre, en las que pueden participar todas las personas que lo deseen, sean o no socias del club y sea cual sea su edad o procedencia geográfica. El auge participativo de los últimos años hace que esa labor requiera cada vez una mayor dedicación por parte de la junta directiva del club, pero la respuesta obtenida a las propuestas ofrecidas compensa con creces ese mayor esfuerzo.

-P. ¿Cuántos socios tiene y de dónde son?

-R. A día de hoy el CER tiene 455 socios. Creo que somos la entidad ribagorzana con más socios de toda la comarca. Aunque muchos de nuestros socios son residentes fijos en Graus y en otras poblaciones ribagorzanas, tenemos muchos de otros lugares. Algunos son ribagorzanos que viven en otros lugares (Huesca, Zaragoza, Barcelona, Madrid…), otros son personas vinculadas con nuestra comarca por tener aquí segunda residencia o por ser este su lugar de vacaciones. Los hay también que se hacen socios para federarse a través de nuestro club. Hay que tener en cuenta, además, que desde hace años no hemos incrementado nuestra cuota de inscripción que asciende solamente a 7 € anuales.

-P. Programa de actividades oficiales y fuera de programa. Colaboraciones con otras entidades.

-R. Desde hace ya unos cuantos años elaboramos un programa anual de actividades oficiales que recogemos gráficamente en un pequeño folleto o díptico que contiene las fechas y los itinerarios de las más de veinte excursiones oficiales de la temporada. Luego, los fines de semana que no hay salida oficial, en grupos más reducimos, solemos hacer otras excursiones que en ocasiones son exploratorias de otras que luego incluimos en nuestro programa. Hay excursiones como la subida de nuestro belén montañero al Turbón que no aparecen en él, por la variabilidad de las fechas o la posible existencia de nieve, pero que realizamos todos los años.

En cuanto a la colaboración con otros clubes, ha aumentado bastante en los últimos años. En la pasada primavera se celebró en Graus el III Encuentro de Clubes de la Provincia y estamos realizando algunas actividades conjuntas con otros clubes. Sobre todo con los vecinos CAS de Aínsa y Nabaín de Boltaña, Litera de Binéfar o Montañeros de Barbastro. Tenemos intención de continuar en esa línea.

-P. ¿Cómo se explica el éxito del CER?

-R. Posiblemente tenga varias explicaciones. En primer lugar por el auge que en los últimos años ha experimentado la afición al senderismo. Cada vez es más la gente a la que le gusta salir al monte a hacer excursiones. Nosotros diseñamos itinerarios que casi siempre son travesías y que uno por su cuenta tendría más dificultades en hacer. Se lo damos todo hecho sin que tengan que preocuparse de coger su coche o preparar la ruta a conciencia. Por otro lado quienes se apuntan a nuestras excursiones encuentran una buena acogida y un clima de convivencia agradable, que suele hacer que repitan con nosotros. De esa manera hay un grupo de participantes más o menos fiel que va repitiendo y al que siempre se van sumando algunas nuevas incorporaciones. Casi todos los participantes destacan siempre la buena organización, el atractivo de los recorridos y el buen ambiente que reina en el grupo.

-P. ¿Qué supone ser presidente del CER?

-R. Aunque suene a tópico, en primer lugar es un honor representar a un club con tantos socios y una destacada trayectoria ya larga y consolidada en nuestra comarca. También, que duda cabe, entraña una mayor responsabilidad por mantener el nivel organizativo y por el tipo de actividades que desarrollamos. Y desde luego una mayor dedicación si cabe, aunque en mi caso llevaba ya unos años como vicepresidente y como portavoz del CER desarrollando un trabajo parecido al actual. Además, repartimos el trabajo entre los distintos miembros de la junta para lograr así una mayor eficiencia.

-P. ¿Cómo se viven las excursiones y actividades organizadas por el CER?

-R. Se viven sobre todo con ilusión y ganas, pero también con la incertidumbre y la lógica preocupación por el tiempo que pueda hacer el día de la excursión, el proceso de inscripción de los participantes y la necesaria preparación previa de los itinerarios. Una vez todo eso está resuelto, las excursiones suelen ser experiencias intensas e irrepetibles, vividas en grupo y con un ambiente estupendo.

-P. ¿Cómo se valora en la comarca la actividad del CER?

-R. Creo que en la comarca el CER cuenta con una buena valoración y es considerada como una asociación seria y formal, que se vuelca con pasión y ganas en las actividades que organiza. Se trata de intentar mantener ese prestigio ganado a pulso a lo largo de los años.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.