El Gran Maratón Montañas de Benasque se suma a la oferta deportiva de...

El Gran Maratón Montañas de Benasque se suma a la oferta deportiva de la Alta Ribagorza

 

El Valle de Benasque contará desde el próximo día 11 de junio con una nueva prueba competitiva que sumar a la notable oferta de trails de montaña que han hecho de este territorio una meca nacional e internacional para los amantes de las carreras en montaña.

La empresa EventsNonStop, con la colaboración del ayuntamiento benasqués, la Asociación Turística y Empresarial del Valle de Benasque y la FEDME, está detrás de la organización de la primera edición del Gran Maratón Montañas de Benasque una exigente carrera que transcurre por pistas y senderos de cinco valles distintos, los de Estós, Literola, Benasque, Vallibierna y Ardonés, para completar un recorrido circular de notable belleza y exigencia.

Como apuntan Carlos Carmona y Ángel Lledó, los portavoces de la organización de la prueba, se trata de un «majestuoso» recorrido pirenaico «vigilado por los macizos del Posets y del Aneto», con 2680 metros de desnivel positivo cuyo punto más alto se encuentra en el Pico de Estiba Freda a 2.691 metros. «Será, sin duda, una de las carreras por montaña más carismáticas del calendario nacional», comentan explicando que en esta primera edición el Gran Maratón Montañas de Benasque está abierto a un máximo de 650 participantes y aspira a consolidar su candidatura como prueba de la Copa de España 2017.

La carrera tendrá su inicio en la Avenida de Los Tilos de Benasque para dirigirse hacia el Valle de Estós y ascender por el GR11 hasta la Cabaña del Turmo, a 1.733 metros. Desde allí, los corredores se dirigirán hacia la Tuca Dalliú para pasar por la Cabaña de Literola y seguir en busca del Valle de Benasque, desde donde continuarán por el camino viejo en dirección sur hasta llegar al cruce de la pista del Valle de Vallibierna. Por ella asciende el recorrido diseñado para alcanzar el Refugio de Coronas, a 1.900 metros, desde donde los atletas continuarán subiendo por el camino del torrente de Estiba Freda para alcanzar el pico de dicho nombre, cúspide de la carrera. A partir de aquí, el trazado transita por una de las zonas más desconocidas, la del Valle de Ardonés, para descender hacia Cerler y, tras adentrarse en una zona boscosa, llegar a la meta benasquesa.

Carmona y Lledó comentan que buena parte del recorrido transcurre por los senderos y trochas del Parque Natural Posets-Maladeta para hacer del Maratón «una prueba  atlética en alta montaña» con una distancia homologada por la FEDME.

Los organizadores se comprometen a que todos los participantes firmen un compromiso de aceptación de conductas «ineludibles» que garanticen el respeto del entorno por el que discurrirá la carrera. «La organización velará y controlará que así sea con diferentes controles durante la misma», confirman garantizando que todos los residuos que se generen serán recogidos por el propio personal de la organización al finalizar la prueba y que dispondrán de depósitos separadores de residuos.

No hay comentarios

Deja una respuesta