Empieza la temporada de Rafting en el rio Ésera

0
919

 

 

Después de un invierno tardío, en el que la nieve se ha hecho esperar, parece que esta primavera promete mucha agua de deshielo, buen caudal en los ríos y mucha actividad en la Ribagorza.  Comienza la temporada para los deportes de aventura y el Ésera, el río de aguas bravas ribagorzano, está en su mejor momento para la práctica del Rafting, un deporte perfecto para disfrutar en familia o en grupo con los amigos. Quienes lo han vivido y disfrutado coinciden en señalar que es muy divertido, seguro –si se realiza en compañía de profesionales- y apto para todos los públicos, siempre teniendo en cuenta el tramo que se elija y el grado de dificultad correspondiente.

 

Para los que no lo conocen todavía, el Rafting es una actividad deportiva que consiste en descender con una balsa neumática por un río de aguas bravas. La balsa está dirigida por un guía, que tiene que estar debidamente titulado para ello, pero es fundamental la labor de los participantes en la actividad -entre 4 y 8 personas por balsa- para remar en equipo siguiendo las órdenes del guía y disfrutar de un descenso emocionante e inolvidable.

 

El descenso en Rafting por el Ésera se divide en dos tramos o secciones. El primero, de unos 8 km, va desde Campo hasta “La Silleta”, una antigua silla de pescadores ya en desuso que atraviesa el rio y que servía para cruzarlo desde la Rivera (en Navarri) hasta la carretera. Es este un Rafting llamado familiar porque lo pueden realizar niños desde 6 años, de dificultad baja, con rápidos de Clase II-III y en el que además de disfrutar del descenso, durante el recorrido los guías aprovechan para realizar diferentes saltos y juegos para hacer más emocionante el recorrido e incluso permitir que los participantes puedan darse un chapuzón.

Pero el recorrido no se termina aquí. Los más aventureros pueden continuar hacia el segundo tramo, conocido como “Pirámides”. Este paso de unos 4 km de longitud es de más dificultad (media/alta) con rápidos de clase III-IV que se han formado por los grandes bloques de roca desprendidos de las paredes del cañón. Se trata de un tramo más exigente y dinámico que requiere de toda la atención para salvar los rulos, sifones y piedras que los participantes encuentran a su paso.

Al terminar el descenso, se haga el tramo que se haga, los vehículos de seguimiento que habrán acompañado las balsas en el recorrido recogerán a los participantes y los devolverán a la base, en Campo, para que se cambien.

Otro recorrido muy atractivo para la primavera o el otoño, en el que el caudal del rio está asegurado, es el tramo completo entre Campo y Besians (unos 22 km). Esta actividad se prolonga durante toda la jornada y las empresas que la realizan se encargan de proporcionar el pic-nic para que los navegantes disfruten de un día en un entorno privilegiado.

 

 

¿Cuándo practicar Rafting?

El Ésera es un río regulado y aunque la mejor época del año para hacer Rafting es la primavera, en verano las empresas especializadas tienen asegurado el caudal necesario para ésta y el resto de las actividades que realizan mediante las sueltas de agua controladas. De ahí que en la mayoría de las empresas se establezcan dos turnos para realizar la actividad, uno por la mañana, a las 11 y otro por la tarde a las 15.

En el caso de grupos numerosos (escolares, campamentos de verano, asociaciones…) las empresas ofrecen turnos especiales adaptados a las necesidades del grupo.

 

¿Quién puede hacerlo?

Puede hacerlo cualquier persona con un mínimo de espíritu deportivo y gusto por la naturaleza, la aventura y la diversión. Según la edad de los participantes se podrá hacer un tramo u otro, empezando desde los más pequeños (6 años) en el tramo de la Silla o Rafting Familiar, hasta los más intrépidos (desde los 16) para el tramo de Pirámides.

 

¿Qué es necesario?

Las empresas suministraran todo el material técnico que se necesita para hacer un descenso seguro (neopreno, calzado, remo, casco y chaleco).

Además, se encargan de realizar los traslados desde sus bases correspondientes (situadas en la localidad de Campo), hasta la zona del río donde se inicia la actividad. Todas las empresas deberán incluir en el precio el seguro de Responsabilidad Civil y el seguro de accidentes correspondiente.

Los participantes deberán llevar bañador, toalla y ganas de divertirse.

 

¿Cuánto cuesta?

El precio suele rondar los 40 € por adulto y 25 € por niño, aunque varía según la longitud del tramo de descenso, el número de personas, etc. Opcionalmente las empresas pueden ofrecer un reportaje fotográfico de la experiencia en la actividad que se cobra aparte.

 

¿Cuánto dura la actividad?

La actividad comenzara a la hora pactada en la base de la empresa que el interesado haya contratado. Allí le darán las primeras instrucciones básicas para poder disfrutar de la actividad y el material correspondiente para conducirle al inicio del recorrido donde el guía asignado realizara la charla técnica y de seguridad correspondiente a la que el participante deberá estar bien atento. En esta primera fase de preparación y aproximación al rio se tarda como una hora y media.  Desde ese punto, el tramo familiar tiene una duración de entre una hora o una hora y media y el tramo completo pasando por Pirámides se alarga unos 40 minutos más. Se trata por tanto de actividades de media jornada, que permiten disfrutar de una intensa mañana o tarde en el río.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.