Comienzan las obras de la travesía de Graus

0
333

La empresa Hormigones Grañén ha comenzado esta semana los trabajos de mejora de la seguridad vial de la carretera A-139 en la travesía de Graus. Las obras en curso contemplan tanto el acondicionamiento de la travesía en un tramo de algo más de 700 metros situados en la entrada sur de la localidad como la ejecución de la última fase del carril bici para conectar los tramos ya existentes por el Paseo del Ésera y por la orilla derecha del embalse de Barasona.
La actuación tiene un presupuesto de 116.425 euros (IVA incluido) que se financia con la aportación del Gobierno de Aragón en un 68,44% y del consistorio grausino en el restante 31,56%. Se estima que los trabajos pueden prolongarse por espacio de entre cuatro y cinco meses.
De forma paralela y complementaria a esta actuación se están desarrollando las obras de acondicionamiento del entrono del conocido como puente de abajo que han conllevado el derribo de dos antiguas edificaciones situados entre el puente y la carretera para habilitar allí una zona verde. Estos trabajos corren por cuenta de la junta de compensación de la Unidad de Ejecución 27 dentro de los acuerdos de urbanización del polígono de Santolaria y pretenden también potenciar visualmente la imagen del puente, que es uno de los elementos arquitectónicos más singulares de la villa ribagorzana.
El consistorio pretende que se pueda llevar a cabo al mismo tiempo una nueva actuación en este entorno, centrada en el refuerzo y la mejora del firme del vial que da servicio a las naves del polígono Santolaria, muy deteriorado en la actualidad. Estas obras correrán por cuenta del ayuntamiento que las financiará gracias a la subvención del Plan de Cooperación y Obras de la DPH.
El alcalde de Graus, José Antonio Lagüens señala que esta actuación conlleva modificar ligeramente hacia la izquierda el trazado de la carretera para dejar espacio al nuevo tramo del carril bici entre ella y la acera y apunta que el firme mejorará «sensiblemente» ya que se extenderá una capa bitumimosa de 4 centímetros de grosor, como mínimo, en todas las zonas de refuerzo. Así mismo, comenta que se reforzará el drenaje de esta vía ya que se construirán nuevos sumideros para la recogida de aguas pluviales en los sitios en los que ahora no existen para evitar que vuelvan  a producirse inundaciones por fuertes trombas de agua como las que se produjeron el pasado verano.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.