Jaca: ‘Carpe diem’ en la Trattoria El Parque

0
1243

La Trattoria El Parque de Jaca se renueva, se viste de vanguardia y se lanza a conquistar los paladares más exigentes. Con la garantía de calidad que ofrecen años de experiencia entre fogones  y con el prestigio que supone ser el primer restaurante de Jaca que apostó por el verdadero carácter italiano, la Trattoria conquista el verano con una carta totalmente renovada, conservando el espíritu tradicional que siempre la ha caracterizado y apostando por ofrecer nuevos sabores y sorprendentes sensaciones. Es el momento de disfrutar de la cocina mediterránea.

La propuesta gastronómica de la Trattoria El Parque se centra en la cocina italiana en el sentido más amplio de la palabra, especialmente en una amplia oferta de todo tipo de pastas, con diferentes salsas, para que sea el cliente el que combine uno y otro producto según sus preferencias. Un concepto muy diferente al de una pizzería tradicional (aunque la carta también incluye pizzas), buscando complacer a un público mucho más especializado y poniendo a su alcance las mejores ensaladas, carpaccios, rissotos, canelones o lasagnas, entre otras muchas propuestas, enfocados a crear un ambiente más informal, pero al mismo tiempo sin perder un ápice de calidad.

Hoy la Trattoria ha evolucionado. Con una imagen más vintage y evocadora, presenta una nueva carta con la calidad de siempre y la incorporación de nuevos platos, entre los que se puede destacar los costrinis a partir de panes especiales de distintas especias, o las nuevas salsas elaboradas a partir de ingredientes de origen asiático que sitúan la cocina de la Trattoria en la vanguardia de la restauración, conviviendo con los gustos de siempre a pesto, tartufo con setas o quesos. Una apuesta interesante que no dejará indiferente a ningún paladar.

El verano llega también con cambios importantes a la Arrocería Oroel, en todas sus variantes. Una carta que evoca el más auténtico espíritu jaqués desde su portada, que recoge la imagen de la Peña Oroel hecha con plantas de un arrozal que ondea  al viento. Es otro de los buques insignia de la empresa, Inturmark, que busca la renovación continua de su oferta gastronómica para dar respuesta a la demanda, cada vez más especializada, de sus clientes, con los máximos parámetros de calidad y con el aval de años de buen hacer.

Inturmark tuvo unos comienzos humildes. Un albañil con su padre, poco a poco y con muchas dificultades, crean una empresa de construcción partiendo prácticamente de cero. Con los años, la empresa se diversifica, la familia fundadora alcanza un gran protagonismo en el mundo empresarial  y se hace con dos hoteles (el Gran Hotel y el Hotel Oroel en Jaca) y una clínica en Huesca. Actualmente, Luis Marco, el fundador, ya está jubilado, e Inturmark está hoy en manos de una nueva generación de jacetanos que se esfuerzan por renovar la propuesta turística que ofertan desde sus hoteles y restaurantes, diferenciándose y especializándose, y con un nombre propio en un mercado muy competitivo. En esta apuesta por la modernidad, el Hotel Oroel conseguía su cuarta estrella en el año 2011, tras las reformas desarrolladas en las instalaciones desde 2004, y se ponían en marcha proyectos pioneros como las jornadas gastronómicas de la mano de los chefs de restaurantes que cuentan con estrellas Michelin.

Y es aquí donde entra la renovación de las cartas de sus restaurantes, la trattoria y la arrocería, en esa necesidad por ofrecer al público más exigente una oferta a la altura de sus expectativas. Los nuevos platos se pueden degustar ya en la Trattoria El Parque y la Arrocería Oroel, dos clásicos en las noches de las fiestas de Jaca. En particular, una apuesta segura para las veladas de fuegos artificiales. Su situación estratégica, próxima a la Ciudadela, los convierte en lugares obligados para disfrutar de los actos en honor a Santa Orosia y San Pedro. La Trattoria El Parque está ubicada en el Paseo de la Constitución y la Arrocería Oroel, en la Avenida de Francia.

Para Pedro Marco, responsable de Inturmark Hoteles, la evolución de la empresa (y del sector) durante estos años ha sido muy importante, y determinante para la forma de trabajar hoy: en equipo y en continua renovación. Pedro está convencido de que “hay que especializarse en diferentes campos, para poder seguir trabajando, y tenemos que ser capaces de ofrecer a cada persona que llega lo que necesita”. Así, por ejemplo, sus hoteles ofrecen una serie de servicios de excelencia turística dirigidos a ciclistas, montañeros o esquiadores, a través de la gestión propia de estos servicios o en colaboración con empresas de Jaca que ofrecen este tipo de actividades que completan la oferta hotelera y que van más allá del simple alojamiento.

Javier Lalaguna, responsable de Alimentación y Bebida de la empresa, confirma estos cambios que se han dado en los últimos años: “Estamos viendo que hay una evolución continua en lo que pide la gente. En Jaca, además, existe una oferta muy amplia en cuanto actividades deportivas y turísticas en determinadas épocas, pero tenemos que estar ahí y poder ofrecer al cliente cosas que por él mismo quizá no podría descubrir”.

Y en esa clara vocación al cliente se incluyen la renovación de la oferta gastronómica de los restaurantes de Inturmark: en la necesidad de seguir avanzando para poder ofrecer un producto turístico de calidad a la altura de las más elevadas expectativas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.