Por Lola García y José Antonio Almunia.
Cuando leo en la prensa y ha parido felizmente. No, no se pare felizmente. Ahora las mujeres cuentan con mucha seguridad en el parto. Delfina González en Barbastro y Pepita, en Monzón pertenecen a una generación de matronas que atendían a las parturientas en casa y solas se enfrentaban a lo que pudiera suceder porque del parto, con seguridad, sólo se sabe una cosa cuando comienza.

 

-¿Cómo nace su afición?
-Pepita. Yo lo vivía en casa, mi madre también era matrona. Su título data del año 1926 y salieron 6 matronas; yo estudié hace 64 años y fuimos 9. Hay que tener en cuenta que en aquella época la Universidad de Zaragoza acogía a estudiante de Soria, Logrono, Navarra y Aragón y casi había más de fuera que aragoneses. Además se podía obtener también por libre.

-Delfina: Yo fui por libre. Trabajaba en la clínica El Pilar y atendía partos, usaba fórceps, me hacía cargo de los críos y lo hacía porque sí y me harté de esa situación y decidí sacarme el título.

-Y, ¿cómo se vive ser matrona en casa con una madre matrona?
-Estupendo. En casa no existían esos tabús del sexo. Mi hermano pequeño, como nos oía hablar a mi madre y a mí, él preguntaba: “¿Cuántos centímetros ha dilatado?”. Y yo me reía pensando “cuánta afición le tiene”. Pero no, no salió matrón, estudió comercio.

-¿Una profesión de mujeres?
-Sí-rotundas- Yo, comenta Pepita, vi al primer matrón en los 90. Solía asistir a un curso que organizaba el hospital 12 de Octubre de Madrid y ahí vi yo al primer matrón, un hombre gallego.

Durante muchos siglos ha existido la idea de que era un asunto de mujeres-interviene Delfina-de hecho, recuerdo que estudiamos que un hombre se tuvo que disfrazar de mujer para asistir un parto. Pero bueno… de eso hace varios siglos. En nuestros pueblos cuando desapareció la figura de la partera, el parto quedó en manos del practicante.

-Pepita: Mi madre, que ahora tendría 116 años, me contó que las abuelas le explicaban que antes existía la silla paridera que compartían varios municipios. Disponía de un agujero y abajo colocaban una caja con paja cubierta con una tela para recoger al niño. ¡Una buena postura! Ahora se cree que la posición de tumbada con las piernas flexionadas es para la comodidad de quien atiende el parto. Y no, es para evitar desgarros y proteger el periné. Yo he visto mujeres desgarrarse hasta el ano y los prolapsos…

-¿Recuerdan su primer parto?
-Mi primer parto-recuerda Delfina-llamaron a mi madre y ella no estaba. Subí corriendo al Palomar y al llegar ¡el crío ya había nacido! Era un quinto. Y tuve una sensación de fracaso. A mí siempre me pudo la responsabilidad. En un parto tienes una tensión porque sabes todo lo que puede ir mal y eso te da una presión y un cansancio. Y el niño y luego la placenta… y la seguridad que te da parir en un hospital con ginecólogos, con pediatras, con laboratorio… Las cosas han cambiado para mejor.

-Yo-incide Delfina- me quedo con lo emocionante que es ver salir a un niño. Te deja asombrada aunque sí, se pasan muy malos ratos porque sabes cuándo empieza el parto pero nunca cuándo acaba ni qué va a suceder. Las mujeres ahora han ganado muchísima seguridad.

-¿Y qué más ha cambiado?
-Nosotras hemos atendido partos de nalgas, de gemelos y han nacido y ahora… se dan muchísimas cesáreas. La OMS insisten en que no hay motivos para que las cesárea superen el 15% de los nacimientos y en España alcanzan el 21% (y en la sanidad privada el 50%). Nos parece sin fundamento y una barbaridad ¿Cuándo dejan a las mujeres parir normalmente? Además, está el tema de la epidural. Con ella no sienten el pujo y sin pujo o no empujan o empujan mal.

-¿Parir es duro?
-Cuando leo en la prensa de alguna famosa “y parió felizmente”-aclara Delfina-pienso no, no es verdad. Nadie pare felizmente.

Hay quien tiene facilidad-señala Pepita-pero parir es muy duro sobre todo el último tramo de la dilatación. Aunque la mujer está hecha para parir.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.