Por Ana Pascual
Música, baile y mucha animación es lo que nos sugiere el grupo de batucada Sambalá. Llevan cuatro años poniendo el ritmo a desfiles, fiestas, carnavales o a cualquier acto para el que los llaman con el que objetivo de sumergir al espectador a través de su música. Con escuelas en Monzón, Almunia de San Juan y Almacellas sueñan con tocar por todo el mundo pero siendo realistas con sus posibilidades. Como ellos dicen: “Sambalá será lo que Sambalá quiera ser”.

– ¿Cómo y cuando empezó el Grupo Batucada Sambalá?
– Su creación fue en marzo del 2013. Tras la iniciativa de varios jóvenes de San Lorenzo de Flumen crearon un grupo de batucada con la intención de divertirse ensayando y actuar por las localidades mas cercanas. Más tarde, y gracias a su energía, idiosincrasia e intenso directo, su perspectiva se amplió hasta llegar al punto actual.

– ¿Por cuanta gente está formado?
– Actualmente el grupo (bloco) está formado por 20 personas que consta de percusionistas seleccionados o con formación previa en el mundo de las artes escénicas, músicos… o personas llegadas desde nuestra escuela SambaScola que está dividida en tres sedes. Monzón cuenta con 27 alumnos (fue nuestra primera escuela y sus alumnos provienen de Pueyo de Santa Cruz, Almacellas, Almunia de San Juan, Tamarite de Litera..), Almunia de San Juan cuenta con  17 personas de diferentes edades (a través de la asociación Sifón del Sosa quisieron crear un grupo y la SambaScola fue su lanzadera), y Almacellas donde son ocho personas (un grupo ya antes creado, Batzac, colaboraba con Sambalá y SambaScola desde hacia varios años asi que terminamos por unir nuestras fuerzas). En total, bloco y sambascola, está compuesto por 72 percusionistas.

– ¿Cómo se dio el gran paso de expandir el grupo?
– En verano tenemos un fuerte volumen de actuaciones y las queremos cubrir todas así que necesitamos estar siempre en activo. Conociendo que los componentes del bloco somos todos aficionados (todos tenemos nuestro trabajo) teníamos que crear una cantera y así garantizar nuestras actuaciones.

– Os disfrazaís, bailáis, etc.. ¿Qué es lo que recibís por parte del público?
– Con nuestro directo tratamos de invitar al espectador a nuestro repertorio y sugerirle imágenes para que alcance una sensación de pertenencia. Él o ella también forma parte de esa creación y está involucrado en ese hecho musical; así es como el público alcanza el sabor de boca que buscamos. Nosotros lo vemos y al terminar, volvemos con la sensación del trabajo bien hecho.

– Tocáis por todo Aragón e incluso en Cataluña, ¿hasta donde os gustaría llegar?
– Ya hemos tocado en Navarra, Castellón o Muret (Francia). Estamos abiertos a escuchar todas las ofertas que nos lleguen, para ello, trabajamos con varios manager de diferentes puntos de España y contamos con José Ángel Gallego, nuestro manager personal, que nos ofrece en cada rincón del país. También acudimos a festivales por toda España: este mes de abril iremos a “primitivo” (Alicante) y soñamos con poder actuar por todo el mundo pero siempre pisando con “pies de plomo” y siendo realistas de nuestras posibilidades.

– Supongo que la afición, el desfile, la ilusión prima más que el dinero que realmente se gana…
– Somos algo diferentes al resto de grupos porque consideramos la música como un fin en si mismo y no como un medio para lograr otra cosa. Entendemos la música como una forma de aventura personal y emocional antes que un negocio y basamos los ensayos y actuaciones en un servicio de lo artístico basado en la honestidad y el trabajo en equipo de todas las partes implicadas. Asi es como divertirnos se convierte en nuestra terapia y por eso no queremos ser profesionales, nunca.

– ¿Cómo se puede entrar en Sambalá?
– En Sambascola puede acceder todo el mundo sin limites de edad u otras características pero hay ventanas de fechas de inscripción; tan solo hay que llamar e informarse. El único requisito es fomentar el buen ambiente de grupo, el respeto por el material y los compañeros. Pagamos una cuota mensual como en cualquier actividad para poder hacer frente a pagos de material, vestuario y profesores, asi que no es necesario traer instrumento ni vestuario. Sambalá, como antes he mencionado, es una selección de personas con experiencia previa, asi es como garantizamos la calidad de los espectáculos por lo que primero deberían pasar por la escuela o pasar una prueba de nivel.

– ¿Qué retos afrontáis ahora?
– Tenemos una frase: “Sambalá será lo que Sambalá quiera ser”; a raíz de eso trabajamos en torno a nuestros objetivos dia a dia. Como bloco y durante estos meses entre carnaval y verano, estamos preparando el nuevo espectáculo que ofreceremos durante el verano, y con vistas a octubre volveremos a lanzar la Sambascola en Barbastro y Huesca para continuar con la expansión del proyecto.

No hay comentarios

Deja una respuesta