Por Lola García Casanova
La asociación cultural y recreativa Cherada de Sangarrén cumple 30 años. Con este motivo lleva organizando diversos actos desde el 24 de febrero y hasta el 17 de mayo. Jesús Brau fue el fundador de Cherada y presidente durante sus primeros años. En la actualidad la dirige José Antonio Lorés. La junta y asiduos colaboradores son: Mariano Lacasa, Teresa Correas, Marta Brau, Carmina Casanova, Pilar Parra, Mercedes Inglada, Miriam Borderas, Raúl Pueyo, Soledad Lorés, Álvaro Brau, Ismael Casanova, Pilar Escario y Divina Pardo.

 

Celebraron los 25 años, ahora los 30. ¿No tuvieron suficiente con las bodas de plata?

Son números redondos y nos ha parecido una buena oportunidad. De hecho, en esta ocasión hay más propuestas que nunca antes concentradas en unos meses intensos: del 24 de febrero hasta el 12 de mayo.

¿Cómo nació Cherada?

Después de nueve años en Barcelona y otros tantos más fuera de aquí logré volver-cometa Brau- porque siempre quise volver al pueblo. Comencé con Blanca Pardo a juntarnos con los niños de Sangarrén. Hay que tener en cuenta el contexto, en 1987 la alternativa de ocio de los jóvenes eran las noches del Tubo y a muchos padres les inquietaba la idea. Y como necesitábamos un paraguas para nuestra actividad surgió la asociación.

Pero en aquella época no pensaba en llegar hasta aquí.

José Antonio Lorés, usted lleva 15 años de presidente.

Asistí a una asamblea y me dijeron algunos que habían pensado en mí para el cargo. Yo venía de un montón de años como presidente de la asociación de padres del colegio de mi hija y estaba cansado. Pero mi mujer-que es la de aquí-me insistió: ”Haz algo por el pueblo, al menos un año” y hasta ahora.

¿Cómo han transcurrido?

Como cualquier obra humana que perdura en el tiempo ha habido problemas. En estos momentos atravesamos una época tranquila. A los jóvenes de hoy en día, les cuesta involucrarse pero yo creo que tenemos garantizado el relevo y Jesús y yo aspirarnos a quedarnos de apoyo.

¿Qué significa una asociación cultural?

Fomentar la cultura, el encuentro, el debate y pasarlo bien. Trabajamos para el pueblo, para todos. Nosotros finalizamos nuestros actos siempre con un vino español.Organizamos algo una o dos veces cada mes y descansamos en agosto para ir a san Lorenzo. Además, las cuentas salen. Para ello hay que echarle mucha imaginación y abusar de los amigos porque con la subvención de la Comarca y las cuotas no se llega.

Me llama la atención la calidad de muchos de sus ponentes para un pueblo de menos de 300 habitantes.

Hemos tirado mucho de amigos-señala Lorés-. Hay que cuidar la calidad y ofrecer variedad porque, en verdad, de todos se aprende. Las actividades son variadas: taller de restauración, cenas, proyecciones de cine y documentales en pantalla grande, teatro, excursiones, conciertos…y todo para socios y no socios, que también pueden venir.

¿Y el público responde?

Sí, muy bien. Pero tampoco-comenta Brau-se puede saturar. Uno a estas cosas tendría que venir relajado, a disfrutar y en algunas ocasiones parece una obligación, así que hay que cuidar las convocatorias.

En nuestras actividades hay para todos los gustos. Por ejemplo, invertimos mucho en los documentales de Eugenio Monesma, a los debates mensuales acudimos unos doce, tampoco faltan las comidas, los viajes, ni las conferencias prácticas sobre temas de salud, presentaciones de libros, conciertos.

Y, ¿qué va a haber en abril?

El 7 conmemoraremos el XXV aniversario de la subida al Everest con Lorenzo Ortas de Peña Guara (local del Ayuntamiento a las 20 horas). El 8, cine “Nosotros, los decentes” un clásico del cine español (local social 20 horas); del 9 al 10, exposición de fotografías de Sangarrén realizadas por el grupo de Zaragoza (local del castillo); el 21, documental “Esquiando altas cumbres” y el 28, cine para conocer el valle del río Aragón.

No hay comentarios

Deja una respuesta