El actor Mario Casas, tras concluir la parte del rodaje de Bajo la piel del lobo en Huesca, se mostraba sorprendido por la belleza y posibilidades fílmicas del paisaje de la provincia y afirmaba que “no hace falta irse a Argentina a grabar, Huesca tiene esas montañas que, de repente, parece que estás en Canadá, y en las que es maravilloso rodar”. Junto al actor han estado otras caras conocidas del cine español como la ganadora del Goya a la Mejor actriz revelación, Irene Escolar.

Bajo la piel del lobo se ha rodado en el valle de Pineta -concretamente, en el Cornato-, en el ya señalado pueblo abandonado de Muro de Bellós y en plató en una nave industrial de Boltaña. Más de 50 personas entre actores y técnicos han estado en la provincia a lo largo del mes de rodaje, si bien el proceso de buscar localizaciones y construir y adaptar decorados ha conllevado que el equipo de la película haya trabajado en la provincia durante cuatro meses, desde diciembre del pasado año.

El director Samu Fuentes respaldaba la opinión de Casas “la naturaleza es un personaje más de la historia” y la importancia de los decorados naturales en la película, “que son una maravilla”. “Aquí encontramos alta montaña, la nieve y el pueblo abandonado que necesitábamos y más se adaptaba a la historia” y señalaba “lo bien que encaja en la historia la localización de Muro de Bellós”.

Por su parte, el productor, Javier Pruaño, ponía en valor las buenas relaciones con la Huesca Film Office y la Diputación Provincial de Huesca y señalaba a su presidente, Miguel Gracia, como uno más en el rodaje: “esto va más allá de un apoyo institucional, es una apuesta por el cine, por promocionar el territorio y por todos los beneficios que conlleva”. En este sentido, el gerente de TuHuesca, Fernando Blasco, recuerda que “esta película nos proporciona un escaparate de promoción mucho mayor que una campaña”. Ambos, presidente de la DPH y gerente de TuHuesca, han acompañado al equipo en el rodaje, junto a otros representantes del sector del cine en la provincia y alcaldes de la zona.

El equipo fílmico ha repartido su estancia por el territorio. Han sido Escalona sobre todo y también Boltaña los puntos elegidos para pernoctar y comer. El productor se mostraba agradecido “por la increíble predisposición a ayudarnos de la gente de la zona, muchas veces desinteresada” y agradecían al alcalde de Puértolas -a cuyo término pertenece Escalona-, José Manuel Puértolas, “que se haya desvivido por apoyarnos”. “La gente de la montaña ha demostrado una maravillosa generosidad y nos han cedido desde locales, hasta materiales, colaborando desde las ferreterías locales, carpinterías, empresas de construcción y, por supuesto, hostelería y restauración”, concluía.

Bajo la piel del lobo cuenta la historia de un cazador solitario. Martinón (Mario Casas) es el último habitante de un remoto pueblo de las montañas. Con la llegada de una mujer a su vida (Irene Escolar) comenzará a plantearse su actitud de lobo solitario y tendrá que elegir entre su vulnerabilidad o su lado más salvaje.

No hay comentarios

Deja una respuesta