El Valle de Benasque solicita su declaración como Parque Natural

0
589

Los alcaldes de los nueve municipios de la Alta Ribagorza han remitido una petición oficial a la consejera de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón, María Teresa Pérez Esteban, solicitando la declaración de este “territorio histórico” como Parque Cultural.
Una reunión celebrada este martes en el palacio de los Condes de Ribagorza de Benasque, en la que han estado presentes todos los ediles implicados salvo los de Seira y Laspaúles que justificaban su ausencia y se sumaban al acuerdo conjunto, ha certificado definitivamente esta demanda en la que se viene trabajando desde hace varios meses en la zona a propuesta de la Asociación Turística y Empresarial del Valle de Benasque y con la que se solicita del ejecutivo la iniciación del procedimiento, incoación y tramitación del expediente para la declaración del “Parque Cultural del Valle de Benasque”.
Daniel Larramona, alcalde de Seira, Enrique Barrau, de Chía, José María Campo, de Villanova, Ignacio Espot, de Laspaúles, María Pilar Saludes, de Bisaurri, José Félix Demur, de Sesué, José Manuel Espot, de Castejón de Sos, Lourdes Ascaso, de Sahún, y José Ignacio Abadías, de Benasque, han suscrito este compromiso entendiendo que el territorio de la Alta Ribagorza se ajusta y encaja «perfectamente» con la definición que regula esta figura de protección en la que se sostiene que “un Parque Cultural está constituido por un territorio que contiene elementos relevantes del patrimonio cultural, integrados en un marco físico de valor paisajístico y/o ecológico singular, que gozará de promoción y protección global en su conjunto, con especiales medidas de protección para dichos elementos relevantes”.
En su demanda, los ediles recuerdan las especiales características de este territorio, considerado como zona de montaña, con un rico y muy variado patrimonio natural –que va mucho más allá del espacio pirenaico- y cultural, que atesora tradiciones más que centenarias y que tiene en su lengua vernácula, el patués, el «hilo conductor» de un conjunto territorial «que presenta una identidad propia», que ha sabido preservar sus tradiciones y costumbres, «y sobre todo su lengua» que, subrayan «tiene un alto grado de conservación gracias al secular aislamiento del valle y al cultivo de asociaciones y particulares, y, especialmente, de sus habitantes».
Los alcaldes ponderan las espectaculares cascadas, barrancos y numerosos lagos de montaña de origen glaciar «que constituyen los últimos vestigios de la impronta glaciar» y las formaciones geomorfológicas «espectaculares»; elementos unidos a un paisaje conformado por los aprovechamientos agrícolas y ganaderos en las poblaciones del entorno que, recuerdan, «motivaron su declaración como espacio natural protegido con el nombre de Parque Natural Posets-Maladeta, el cual ocupa el 74,7% de la superficie de Benasque y el 64% de Sahún y cuya zona periférica de protección alcanza el resto de la superficie municipal».
Abundan así mismo en la monumentalidad de los conjuntos urbanos de localidades como Benasque, Castejón de Sos, Anciles, Sahún, Eresué o Laspaúles con elementos arquitectónicos románicos, renacentistas o neoclásicos de innegable valor como argumento para la consideración d ela zona como Parque Natural, una figura que, entienden «puede estimular el conocimiento del público, promoviendo la información y la difusión cultural y turística de los valores patrimoniales y el máximo desarrollo de actividades culturales, tanto autóctonas, como de iniciativa externa, así como desarrollar actividades pedagógicas sobre el patrimonio cultural con escolares, asociaciones y público en general, promoviendo también la investigación científica y la divulgación de sus resultados».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.