Castillo de Montearagón

Por Alfonso Sanz

La Asociación de Amigos del Castillo de Montearagón se creó en 1996, y desde finales de 2015 la preside Antonio Turmo. El objetivo durante más de 20 años ha sido el de espolear a las instituciones y a la sociedad para evitar que desaparezca uno de los referentes históricos de Aragón y de España, que se encontraba en ruinas. Han conseguido algunas mejoras, pero sigue haciendo falta mucho trabajo e inversión. Con el Ayuntamiento de Quicena mantienen vivo un monumento con diferentes actividades, y aunque en los últimos meses han llegado buenas noticias con posibles partidas económicas, todavía queda camino por recorrer.

¿Cómo está ahora mismo el Castillo, y qué es lo más urgente que necesita?

El Castillo es propiedad del Ministerio de Educación. Van avanzando las gestiones para hacer otra fase de obras, y la próxima intervención tiene que ser en el terreno que lo sustenta. Son siglos aguantando el peso, y primero hay que fijar el sustrato geológico, para luego continuar con la restauración.

En los últimos meses parece que llegan buenas noticias en cuanto a posibles ayudas para su restauración. ¿Qué es lo último que saben?

La fase de obras está en proceso de concurso para los arquitectos que se quieran presentar. Esperemos que en 2018 se adjudique y haya partidas del Ministerio para los trabajos.

¿Tienen preparado algo para los próximos meses?

El Ayuntamiento de Quicena organiza exposiciones, conciertos, y otras actividades en las que el Castillo es protagonista. Hemos preparado un programa con diferentes actos para este 2017.

Es uno de los lugares más visitados, ¿por qué cree que tiene tanto atractivo?

Está situado en un escenario privilegiado, y eso hace que se vea desde diferentes puntos de Huesca, y la carretera. Esa visibilidad ayuda a que suscite el interés de los visitantes. Además para los oscenses es un referente desde pequeños, haciendo visitas, excursiones familiares o con los amigos a pasar el día, ya que por su cercanía a la capital es posible ir andando. También tiene el atractivo histórico. Montearagón es el símbolo de Aragón, y del origen de la Corona aragonesa. En otras comunidades como Cataluña sabrían venderlo mejor, tenemos que ser conscientes de su relevancia.

Recuérdenos la importancia que tiene en la historia el Castillo de Montearagón

La fecha en la que terminaron los trabajos de construcción está entre 1083 y 1086, con el reinado de Sancho Ramírez. Desde entonces ha sido un factor fundamental en la historia de Aragón y de España. Ha tenido potencial económico en los negocios de los siglos siguientes, también religioso, con los abades de Montearagón, y monárquico. Alfonso I fue enterrado en este Castillo. Hasta finales del Siglo XVII tuvo abades, pero en el XVIII llegó la desamortización, un incendio, y su abandono.

La Asociación de Amigos del Castillo de Montearagón cuando se crea, y que han podido hacer estos años

Nació en 1996. Nosotros no podemos hacer obras o inversiones pero nuestro objetivo es espolear a las instituciones para que no desaparezca, y también a los ciudadanos para que lo conozcan y no lo olviden. Era una ruina, y ahora se ha rehabilitado la iglesia y la cripta, se han reforzado muros, ha habido excavaciones, conferencias, actividades, publicaciones de libros…Llega la luz hasta las faldas del Castillo. Esperemos que pueda llegar a todo el recinto, también el agua, y seguir tapando agujeros para que sea un lugar seguro para el visitante.

¿Cómo les gustaría que estuviese ahora mismo el Castillo?

Hay varios objetivos. El primero parar el deterioro empezando por el subsuelo. El segundo rehabilitarlo completamente, que haya luz, agua, que pueda haber más actos, sala de exposiciones, y que incluso un día la iglesia pueda albergar bodas. El tercero que el circuito sea seguro para los visitantes, sin agujeros ni desprendimientos, y que pudieran existir visitas guiadas. Y un último objetivo, que volviera a haber vida en el Castillo de Montearagón diaria.

No hay comentarios

Deja una respuesta