Por Ana Pascual
Víctor Lax ha sido proclamado por la prestigiosa web de referencia internacional Fearless como mejor fotógrafo del 2016 en el campo de la fotografía social. Este alcoleano llego al mundo de la fotografía de bodas por casualidad y ahora, como él dice, “devora todo mi tiempo”.

Has sido elegido como mejor fotógrafo de bodas del mundo. Primero, ¿qué sesiente al ostentar un titulo así?   

Una felicidad enorme y por supuesto una responsabilidad, si cabe mayor, para seguir haciendo grandes reportajes de boda.

¿Cuál es el secreto para fotografíar momentos tan especiales como las bodas? 

Puede parecer extraño lo que voy a decir pero para fotografiar bodas debes olvidarte de fotografiar bodas y sacar el fotógrafo que llevas dentro, el más personal.

¿Cómo comenzaste en el mundo de la fotografía? 

Empecé como becario en Periódico de Aragón y ese fue el comienzo de 10 años increíbles como fotoperiodista. Las bodas llegaron por pura casualidad, fotografiando las bodas de algunos compañeros del periódico y como ves, algo que empezó de forma fortuita y ocasional acabó por devorar todo mi tiempo.

¿Cuál fue tu primera cámara? 

Una Nikon F-60 de negativo. ¡Qué tiempos!

¿Por que crees que te dedicas a esto y no a cualquier otra cosa? 

Porque sin duda es la mejor forma de desarrollarme no solo como fotógrafo sino como persona.

Además de bodas, ¿en que otros ámbitos podemos encontrar tus fotografías?  

Me encanta fotografiar paisaje y situaciones costumbristas de los países que visito.

Eres de Alcolea de Cinca, ¿tienes tiempo de venir mucho? 

Cada vez menos muy a mi pesar aunque al menos intento pasar una vez al mes para ver a los míos y tomar algo con los amigos de toda la vida.

Cuéntanos a quien o qué te gustaría retratar, es decir, un sueño por cumplir… 

Créeme mi única ambición no es pensar en fotografiar a alguien. Más bien, me encantaría poder charlar con fotógrafos a los que sigo como podría ser James Nacthwey, Steve Mc Curry o Sebastiao Salgado.

No hay comentarios

Deja una respuesta