Ángel Mas, de Monzón, es el presidente de los Farmacéuticos de la provincia de Huesca. Un sector que también sufre los problemas de la despoblación, hay farmacias que tienen que estar subvencionadas por el Gobierno de Aragón para poder ejercer en núcleos con pocos habitantes, pero que siguen teniendo un papel fundamental tanto farmacéutico como social.

¿Cómo está el sector en la provincia?

Estamos al corriente de pagos con la DGA y eso es positivo. Tenemos buena salud, pero siempre está la incertidumbre de que puedan venir problemas. Desde la administración central no se puede tratar igual a una provincia como Huesca que a Valencia, por ejemplo.

¿Cómo pueden subsistir los farmacéuticos en los pueblos más pequeños?

Existe la farmacia subvencionada, gracias a ello puede existir este servicio en lugares donde sino sería imposible subsistir. Todos los ayuntamientos quieren tener una farmacia, y no todas son viables, por lo que a veces toca hacer ingeniería farmacéutica.

En un apartado más social, ¿qué importancia tiene un farmacéutico para los vecinos?

Además del evidente, medicamente y consejos de salud, hay lugares donde las farmacias es uno de los pocos servicios que quedan, por lo que sirven para fijar población. Hay algún compañero que ha llegado a ayudar a un vecino a hacer la declaración de la renta. Es un ejemplo, pero el farmacéutico es una figura de mucha importancia.

¿Hay perspectivas de nuevas aperturas en la provincia?

Eso lo marca la DGA, y ahora mismo no tenemos constancia de que se vaya a abrir ninguna nueva.

¿El IVA como afecta a su negocio?

Hay tres tipos de IVA, el súper reducido que tienen los medicamentos; el reducido, que es el 10%, que tienen productos de higiene, y un tercero, del 21% para todo lo de la parafarmacia, como la cosmética. Es evidente que si ese impuesto afecta a los clientes, también a nosotros.

Desde el Colegio de Farmacéuticos de Huesca advierten del peligro de comprar medicamentos falsificados por Internet en páginas no certificadas. Eso puede traer consecuencias muy graves para la salud. En las farmacias hay un control de seguridad con lo que se suministra. También advierten de adquirir según que plantas o infusiones en mercadillos, que pueden ser perjudiciales. Siempre consultar a un profesional antes de tomar algo.

EL FARMACÉUTICO TE ACONSEJA

Uso correcto de los medicamentos en el botiquín: Guarde el prospecto, junto con el medicamento, en su envase original. Antes de iniciar un nuevo tratamiento, no olvide informar a su médico o farmacéutico de todos los medicamentos que se esté tomando. Aumentar la dosis de un fármaco o alargar innecesariamente el tratamiento no mejorará su salud y puede incluso perjudicarla.

No debe ser un almacén para guardar medicamentos que en alguna ocasión nos fueron útiles, o utensilios que estén oxidados o sucios. Sólo sirve para facilitar lo necesario para solucionar molestias inoportunas, hasta que se pueda consultar al médico o acudir a la farmacia. En lugar seco, fresco y preservado de la luz. Puede servir una caja o armario.

En lugar seguro, lejos del alcance de los niños. No en el cuarto de baño o cocina. No guarde los medicamentos en la nevera a menos que esté indicado expresamente. Revisión periódica para comprobar caducidades 2 veces al año.

No hay comentarios

Deja una respuesta