Jesús Lobera en una imagen de archivo

Jesús Lobera es el director del Instituto Aragonés de Gestión Ambiental (INAGA). Lleva gran parte de su carrera, bien en la DGA, en Oficinas Comarcales Agrarias de la provincia, o en el Ayuntamiento de Barbastro, trabajando por la conservación del medio ambiente, y es un experto en ese sector. Su relación con la agricultura, ganadería y la agroindustria pasa ahora por el equilibrio entre el trabajo del ser humano que no perjudique al entorno.

¿Cuál es la función y objetivos que tiene el INAGA?

El INAGA es el órgano de gestión ambiental de la DGA. Funciona como Instituto desde hace 13 años, y busca ofrecer un servicio más eficiente y económico en todo lo relacionado con el territorio y la conservación de la naturaleza, y la explotación del hombre, en asuntos como la agricultura, ganadería, agroindustria, o la caza y pesca, entre otros.

¿Cómo se relaciona con otras consejerías del Gobierno de Aragón?

La principal relación es con Desarrollo Rural y Sostenibilidad, pero el medio ambiente afecta a otros sectores, como Industria o Economía, por lo que hay una relación transversal siempre que es necesario.

¿Con el agricultor o ganadero cuales son los servicios que le ofrece?

En el INAGA tenemos 90 tipos de servicios distintos. Para agricultores por ejemplo les afecta el tipo de suelo, y los cambios de uso forestal a agrícola para su trabajo. A los ganaderos las autorizaciones de sus explotaciones, que respeten el ecosistema. Tenemos una carga de expedientes elevado.

La provincia de Huesca presenta una gran variedad territorial, ¿es complicada la gestión?

El Altoaragón aporta unos matices naturales muy destacados tanto a nivel autonómico como fuera de nuestro territorio. Montaña, desierto, regadío… Nuestro trabajo es controlar todas las diferencias para poder aplicar la normativa correctamente, y saber adaptarnos a las novedades. Es un honor poder llevar a cabo este trabajo en nuestra provincia.

Como se consigue ese equilibrio, entre los agricultores y ganaderos que explotan la tierra, y la conservación del medioambiente

Los agricultores, ganadores, empresarios de la agroindustria, o los cazadores y pescadores, son los primeros interesados en que se cumpla la ley, y que el medio ambiente esté protegido. Eso es muy importante porque nos facilitan el trabajo. El sector primario es una de las grandes apuestas económicas y hay que buscar el equilibrio con el ecosistema para que puedan convivir.

¿Cómo ha evolucionado el tratamiento del medio ambiente en los últimos años?

La administración pública tiene el compromiso desde hace años con el medio ambiente. Pero siempre hay que buscar acciones que nos permitan mejorar. Soy optimista con que sigamos siendo responsables, tanto las instituciones, como las personas, con nuestro entorno.

Licenciado en Veterinaria por la Universidad de Zaragoza. Comenzó su actividad profesional en el ámbito privado de la Producción Animal y de la Economía Agraria en la provincia de Huesca. Ha sido funcionario en la DGA,  y ha trabajado en la OCA en Boltaña y en Barbastro, entre otros cargos. Recientemente fue  director provincial del Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad en el Altoaragón, y teniente de alcalde del Ayuntamiento de Barbastro desde 2003 hasta 2015.

No hay comentarios

Deja una respuesta