Por Ana Pascual
El colectivo LGTBI La Litera lleva poco más de dos años funcionando pero su presidente nos cuenta que han llevado un gran trabajo a cabo y que se sienten apoyados por su entorno. Nos confiesa que la homofobia sigue latente en ámbitos como las redes sociales y que sobre todo se sigue atacando al colectivo gay. Por eso apuesta por la educación y el respecto desde el colegio porque ¿que mal puede hacer que dos personas del mismo sexo se amen?

¿Cuándo y por qué se formó el colectivo?

El colectivo como entidad lleva poco más de dos años en funcionamiento, aunque en redes sociales ya existía un grupo de personas de la comarca que daba visibilidad a las personas LGTBI en la zona, no sólo en la Litera si no en la provincia. El mundo rural estaba abandonado a lo que se refiere a las personas homosexuales y lo más próximo a nosotros estaba en Zaragoza así que, aunque éramos pocos, nos lanzamos a crear el colectivo LGTBI La Litera, después se añadió Huesca y en breve plazo se deberá estudiar cuál será el nombre definitivo ya que hay activistas de diferentes puntos de la provincia.

¿Cuál es el objetivo de la asociación? 

Nuestro trabajo consiste en dar visibilidad a las personas homosexuales en la provincia, que se sientan apoyadas, trabajar por nuestros derechos y que el colectivo sirva para que a través de actividades, encuentros, etc… se conozcan los activistas de los pueblos de Huesca. Muchas veces en el mundo rural uno piensa que está solo y eso no es cierto, somos muchos.

¿Qué retos afrontáis en La Litera?

Contamos con un plan de actividades muy activo, somos el único existente en toda la provincia y eso hace que tengamos que ser muy visibles. Los retos del futuro son por poder contar con la prueba rapida del VIH y otras ETS en las farmacias, un plan de ayuda a los mayores LGTBI que viven escondidos en el mundo rural, la ley LGTBIQ de Aragón y la ley que defienda a las personas transexuales. Lo ideal sería poder contar con activistas en todas las comarcas.

En los tiempos que corren, ¿todavía hay discriminación? ¿Se nota más en unos sectores que en otros?

Por suerte en Huesca, excepto en ocasiones contadas, las personas homosexuales no tienen problema, hay aceptación. En nuestro caso en Binéfar el apoyo es casi total, me enorgullece contar por ejemplo con la asociación de comercio se involucra en apoyarnos, no sólo en la semana del Orgullo sino que tenemos comercio activista durante todo el año; Tamarite también es uno de los municipios que cuenta con nosotros. No hay un sector que se diferencie, la homofobia y discriminación existe, nosotros hemos denunciado algún caso ante la Guardia civil y la rama de delitos cibernéticos es donde más se producen estos casos, especialmente en redes sociales.

¿Os sentís apoyados por los políticos?

En gran parte si, se notó que los ayuntamientos cambiaron. En Binéfar podemos presumir de un ayuntamiento activista y desde una concejalía como la de Igualdad que nos apoya en cada actividad que se realiza. Casi siempre que hemos llamado a una puerta se nos ha atendido pero a nivel autonómico si me gustaría más apoyo a las personas LGTBI del mundo rural, es muy necesario.

¿Qué crees que es lo primero en lo que tendría que cambiar la sociedad española?

En el respeto, que mal puede hacer que dos personas del mismo sexo se amen, ninguno. No entiendo esos ataques sobre todo al colectivo gay. Hay que atajar, condenar con leyes al homófobo y hacerle entender que esa no es la conducta; yo siempre digo: ¿verdad que quieres que te respeten? Pues respeta. La administración tiene un papel fundamental en defender y enseñar.

¿Crees que es importante inculcar el respeto en ámbitos como la escuela?

La escuela es el primer escalón para enseñar a los jóvenes estos valores, es imprescindible formación y actuar contra el bullying, homofobia o discriminación. Para eso los profesores y las Ampas tienen que ser los primeros en dar ese ejemplo, formarse y atajar sobre todo los casos de bullying; quieran o no existe y hay que ayudar tanto a la víctima como al acosador.

Cuéntanos que haréis para la semana del orgullo…

La semana del Orgullo LGTBI esta repleta de actividades, desde el acto más institucional que este año está más apoyado que nunca, los premios “ colores con Orgullo “, la primera muestra de asociaciones y colectivos LGTB, Feministas e igualdad, exposiciones, la II Carrera de Tacones mixta por la igualdad, fiestas nocturnas, presentaciones de libros, concurso de escaparates, etc… son actividades para todos los públicos. Yo os recomiendo la muestra de asociaciones ya que se podrá conocer de primera mano el trabajo de estos colectivos en nuestros pueblos.

No hay comentarios

Deja una respuesta