Cáritas hace balance del año 2016

Cáritas hace balance del año 2016

El Obispo de Barbatro-Monzón, Ángel Pérez Pueyo, y el director de Cáritas Diocesana Barbastro Monzón, José Luis Escutia, presentaron la Memoria de 2016 y la campaña Llamados a ser Comunidad que se emprenderá el próximo domingo coincidiendo con la celebración de Corpus.

“Partir, repartir, compartir, tal y como celebramos el Corpus. Si no logramos que cada cristiano sea una Cáritas ambulante, no hemos hecho nada”; con estas palabras iniciaba el obispo su intervención: “qué importante es que cuando tienes una necesidad, sepas que hay una puerta a la que puedes llamar”. Ha explicado cuánto le sorprendió cuando llegó a la Diócesis la cantidad de proyectos que se están llevando a cabo además de la acogida: los Puntos de Encuentro, el TO Nazaret, Insertare, El Telar, el Centro Vacacional de Bruis, el Hogar de Mayores, el Hogar Madre Ràfols, la vivienda tutelada de menores, el apoyo escolar a hijos de inmigrantes, la Escuela Taller, los Cursos de Formación, el de Tiempo Libre…

Por su parte Escutia presentó la campaña “Llamados a ser Comunidad”, con todos estos proyectos que siguen en marcha, y explicó la importancia de la Cuestación del Día de Corpus y de la concienciación de que la ayuda es necesaria y que el que pueda ayudar a Cáritas que ayude de la manera que pueda, que cualquier ayuda va a multiplicarse por 10, o por 100, gracias a la labor de los voluntarios. “Es un problema la sensación de que la crisis ha pasado. Hay muchas familias que han ido aguantando, pero finalmente han agotado sus recursos y sus fuerzas. De las ayudas que se han dado en concepto de Ayuda Familiar en 2016, 298 familias la han solicitado por primera vez”.

También explicó la importancia de marcar las dos casillas en la declaración del IRPF: “no vamos a pagar doble de impuestos, ni nos van a devolver menos dinero” afirmó. “Hay muchas personas que dedican mucho tiempo, esfuerzo y cariño a ayudar, que son el alma de Caritas Diocesana Barbastro-Monzón, y lo hacen sin distinción de credo, ni de origen ni de color de piel. Atienden a las personas con dignidad. No importa solo lo que hacemos, sino cómo lo hacemos, cómo acompañamos, cómo mimamos a las personas que llaman a nuestra puerta”.

Datos

El programa de acogida y familia es, en muchos casos, el punto de inicio en la intervención que Cáritas realiza con la persona y/o familias, siendo espacio de escucha, acogida y orientación.

 

 

Respecto a las ayudas concedidas: Aproximadamente el 62%, corresponden a ayudas económicas (alimentación y ayudas económicas en suministros…). De dicha cifra el 20% de las ayudas solicitadas, son derivadas desde los servicios sociales, dejando patente la laguna que hay actualmente, en las prestaciones sociales, ya sea por requisitos, demoras, cantidades… Independientemente resaltar la buena coordinación entre las dos instituciones. Un 13% del total han sido en derivaciones de incorporaciones a proyectos propios de Cáritas (talleres ocupacionales, cursos de formación, clases de apoyo escolar, etc), lo cual complementa la intervención con muchas familias, realizando una mejor ayuda en todos los aspectos. El 15% pertenecen a gestiones dirigidas a orientar, informar y asesorar en la tramitación de prestaciones: económicas, sociales y/o empleo o en cuestión de vivienda. El restante 10% se refieren a ayudas de acompañamiento, seguimiento, intervenciones…

Este año, de las 1.169 familias atendidas 298 han acudido por primera vez a Cáritas. Cada vez son más las personas que trabajando se acercan a solicitar ayudas. Esto indica que las condiciones laborales cada vez son más precarias, aspecto que amplía y modifica el perfil de personas atendidas respecto a años anteriores. Al igual que el año pasado hay un mismo número de personas atendidas e igual número de ayudas y atenciones. Nos encontramos con situaciones cronificadas. Ha aumentado el número de personas solicitando ayuda en materia de empleo, derivadas prácticamente en la totalidad al nuevo proyecto de orientación e intermediación laboral.

El gran número de gestiones que se realizan han ayudado a mejorar la calidad de vida de muchas personas o familias, ya sean gestiones relacionadas con viviendas (equipo de mediación, ayudas de alquileres de inquilinos), legales (trámites de justicias gratuitas) y económicas (derivando a posibles servicios e informando y ayudando en la recopilación de documentación). Aumento en el número de visitas a domicilio y de las intervenciones familiares realizadas durante este año,  aspectos importantes en las acogidas para realizar un trabajo más eficaz con las familias. Subrayar el trabajo del equipo de voluntarios que atiende a personas con problemas con las entidades financieras y la administración en relación con pago de hipotecas, plusvalías, préstamos, etc. Se realiza una labor de estudio, asesoramiento, acompañamiento y mediación en la negociación con las entidades. Durante este año han sido 78 los casos atendidos. Al igual que otros años han tenido presencia en los asentamientos ubicados en las Comarcas de Cinca Medio y Bajo Cinca, atendiendo a un total de 410 personas en las localidades de Albalate, Belver, Zaidín y Fraga.

Destacar que durante este año 222 personas han encontrado empleo y que en 2016 se han impartido cursos de reciclaje textil y complementos, Atención especializada para enfermos de Alzheimer, Teleoperador y Venta Online, Dinamización de personas dependientes, Auxiliar de Ayuda a Domicilio, cocina, soldadura, curso de orientación laboral, carné de manipulador de alimentos. En total se han formado 129 personas. A mitad de año, finalizó la última fase de la Escuela Taller Surcos, destinada a jóvenes menores de 25 años que ni estudian ni trabajan.

No hay comentarios

Deja una respuesta