Los habitantes de la Galliguera salieron a la calle a decir “no”...

Los habitantes de la Galliguera salieron a la calle a decir “no” al Pantano de Biscarrués

Por -
0 995
Una de las más recientes manifestaciones contra Biscarrués (Foto: Facebook Coordinadora Biscarrués Mallos de Riglos)

Numerosas personas venidas de la Galliguera, de todos sus pueblos, niños, jóvenes y mayores, han participado en Huesca en la movilización contra el Pantano de Biscarrués, para mostrar a todo el Altoaragón que su única petición es respeto, justicia y que les dejen continuar con su modelo de desarrollo sostenible alrededor de un río Gállego vivo.

El mensaje ha sido que hay alternativas para llevar agua y no destrozar la Galliguera. Además piden justicia social, que los territorios no estén sometidos a los intereses de los Monegros en una democracia igualitaria. La pancarta de cabecera de río Gállego vivo era llevada por personas de todos los pueblos y de todas las edades.

Un tractor con un remolque adornado con una carroza agrícola con la pancarta “río gállego vivo delante iba a continuación. Es la imagen de que también hay agricultores y ganaderos afectados que no quieren perder sus tierras y granjas, su forma de vida. Del remolque salía una tela azul representando el rio que era sostenida por decenas de personas.

Los vecinos de Erés, pueblo que quedará en caso de avenida bajo las aguas, al que se le tienen que colocar escolleras de 40 metros de altura desde su plaza hasta el fondo del río dadas las importantes modificaciones que ha sufrido el proyecto respecto a la DIA, han pedido su derecho a vivir ya en paz. La campana de la localidad también ha acompañado la manifestación.

Las furgonetas y barcas de las aguas bravas de las que tanta gente vive han estado presentes. Han acudido personas de Sabiñanigo y de otros puntos para pedir que el dinero del pantano se use para descontaminar el río. Una vez en la plaza López Allué se ha leído el manifiesto por parte de varias mujeres de los diferentes pueblos, algunas de ellas han contado también su historia personal de apuesta por el mundo rural gracias al río vivo. Un río llevado por decenas de niños y niñas ha roto la presa de papel representando la vida que quieren tener y que ellos son el futuro y no se van a rendir. A continuación la actuación de los Titiriteros de Binéfar ha sido una metáfora perfecta de esta apuesta.

No hay comentarios

Deja una respuesta