El Ayuntamiento de Monzón delimita el horario nocturno

0
1545

El calor invita a dormir con las ventanas abiertas en verano, razón por la que los ruidos de la calle, sean habituales (tráfico) o propios del verano (verbenas, actuaciones musicales…), invaden fácilmente las viviendas. La Ordenanza de Convivencia Ciudadana y la de Protección contra la Contaminación por Ruidos y Vibraciones definen los comportamientos incívicos, delimitan el “horario nocturno” (de once a ocho los días laborables y de doce a diez los sábados, domingos y festivos) y regulan el régimen sancionador.

Mercedes GLC

Las Ordenanzas recogen los Procedimientos de Medida de Niveles Sonoros en Ambiente Interior y especifican que los ruidos molestos se medirán “con las puertas y ventanas cerradas”.

Así, a los ciudadanos que causan ruidos (por su actividad o negocio, por el funcionamiento de electrodomésticos o máquinas…) se les pide el estricto cumplimiento de las Ordenanzas, y a los que consideran que se vulnera su derecho al descanso, que asuman que las ventanas y puertas abiertas agrandan la percepción del ruido.

Siempre que haya causa justificada, la Policía Local tramitará la queja y abrirá el expediente que corresponda, que acabará en sanción o no. Se ruega a los vecinos que en el ocio nocturno eviten los lugares donde es fácil causar molestias.

Lo que se hace público para general conocimiento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here