Presentada en Graus la segunda edición del Campeonato del Mundo de Piedras...

Presentada en Graus la segunda edición del Campeonato del Mundo de Piedras en Equilibrio

La Asociación Ramiro I ha presentado oficialmente este lunes en Graus la segunda edición del Campeonato del Mundo de Piedras en Equilibrio. Acompañado por varios miembros de la junta, el presidente de la entidad, Angel Aventín, daba a conocer públicamente la fecha de celebración -el próximo 6 de agosto de 10 a 12 de la mañana, en la margen izquierda del río Ésera, a la altura del Puente del Lleida de Graus- de esta cita con un arte efímero que rara vez supera las 24 horas de vida consistente en colocar equilibradamente unos cantos rodados encima de otros sin más sujeción que la fuerza de la gravedad.
«Qué poco cuesta crear, embellecer y disfrutar de lo que dura poco», comentaba Aventín en la presentación de este singular campeonato que aspira a superar los treinta y cinco participantes de la primera convocatoria y a difundir una afición que ha sabido despertar el interés de un número cada vez mayor de personas por su capacidad para profundizar en la introspección personal y su indudable poder de fomentar la relajación y la concentración en quienes la practican.
La convocatoria mantiene las mismas características que la edición que estrenó este curioso Campeonato: tiene carácter totalmente abierto y el único requisito exigible es que los futuros competidores formalicen su inscripción antes del día 4 de agosto. Cada uno de los participantes podrá concursar con dos obras -“polilitos” las han bautizado los organizadores del certamen- o esculturas efímeras en este concurso en el que se valorará que los participantes acumulen el mayor número posible de piedras en equilibrio sin ningún tipo de argamasa o sujeción y, también, que coloquen las precisas para conseguir una composición lo más armónica posible.
Aventín explica que el elemento «fundamental» en el equilibrio es encontrar una especie de “trípode” para asentar la piedra. «Cada piedra está cubierta de pequeñas indentaciones que actúan como base para la siguiente piedra», señala el presidente de la asociación convocante del campeonato para quien estos polilitos son «símbolos de tranquilidad y armonía».
Entre los objetivos que se persiguen con esta curiosa competición están los de acercar las corrientes de agua a los ciudadanos y ayudar así a concienciarlos sobre su papel ecológico. También para ayudar a un mayor conocimiento de las riberas que redunde, en el caso específico de Graus, en la realización de acciones medioambientales de recuperación de senderos fluviales y sotos promoviendo los trabajos de voluntariado e implicando a las administraciones más cercanas.
Para preparar el Campeonato, acercar esta modalidad al público en general y dar a conocer diversos aspectos técnicos de elaboración de estas esculturas efímeras, la Asociación Ramiro I organizará entre los días 1 y 5 de agosto diversos talleres en Graus y en otras localidades vecinas.

Artículos similares

No hay comentarios

Deja una respuesta