Lourdes Arruebo, es la presidenta de la Comarca del Alto Gállego desde 2015. Concejal del POSE del Ayuntamiento de Panticosa, es la responsable de un territorio con más de 90 núcleos habitados, que van desde los 3 habitantes, a varios miles en el caso de Sabiñánigo. Además, al ser una zona turística, en épocas como el verano duplican o triplican su población, lo que le hace ser un espacio exigente en la gestión. Turismo, reivindicaciones, proyectos, la montaña…hablamos con la presidenta comarcal de estos asuntos en el ecuador de la legislatura.

 

Por Alfonso Sanz

¿Qué balance hace del ecuador de la legislatura?

El 2016 fue un año más complicado por el tema presupuestario. En ese periodo quisimos mantener servicios, o incluso ampliarlos, como la brigada de cuatro trabajadores que actúan en los pueblos más pequeños. Nos gustaría poder mantenerlo en los próximos meses. También hemos aumentado contenedores, tanto de recogida de residuos con Grhusa como de obra. Además hemos hecho una formación para concienciar sobre reciclaje, y puesto en marcha proyectos piloto, como el del 5º contenedor de basura orgánica. También está en marcha el compostaje, para pueblos y familias. Son espacios donde se reciclan los residuos orgánicos, cada vecino lo lleva él mismo, y mediante un sencillo proceso se hace el compostaje. Grhusa es un consorcio que trabaja en Alto Gállego, Jacetania y Comarca de la Hoya. Por otro lado, ante una población tan dispersa, mayor en algunos casos, y ser un espacio turístico, tenemos el proyecto de instalar desfibriladores, que puedan ayudar a salvar una vida en un momento puntual, antes de que lleguen los servicios sanitarios.

¿Cuáles son las reivindicaciones que tienen?

El actual servicio de bomberos lo damos desde la Comarca con dinero que aporta la DGA. Tiene que ser el Gobierno Central el que cree una ley de carácter autonómico para gestionar ese apartado. Además también tenemos un reto en mejorar el transporte. Existe uno socio-sanitario (para ir a comprar o al médico desde núcleos pequeños a otros más grandes) que funciona bien, pero en cuanto a conexiones del transporte público hay mucho por hacer.

¿Cómo se gestiona una Comarca tan turística?

El turismo es un sector estratégico y hace falta un plus. Por un lado ofrecer unas propuestas interesantes, y por otro que los servicios no se resientan cuando la población aumenta exponencialmente. Uno de nuestras señas de identidad queremos que sean las iglesias del Serrablo, un patrimonio único. También poder ofrecer actividades de bicicleta y senderismo aptas para todos los niveles. Son algunos ejemplos de la oferta que hay en el Alto Gállego, y por eso colaboramos con asociaciones empresariales y turísticas. Estamos ahora potenciando el cicloturismo, personas que viajan en bicicleta recorriendo grandes distancias.

¿El Pirineo que les aporta a los pueblos de la Comarca, se ha pasado de verse como una dificultad del terreno a una oportunidad?

Hemos pasado en las últimas décadas, sobre todo en las zonas más altas, de ser una economía predominante en la ganadería, y en los pastos para estos animales, a verse poco a poco relegado y superado por el sector servicios y el turismo. La montaña es algo que está ahí, que no ha hecho falta construirla, y que ofrece muchas posibilidades. Es nuestro recurso más valioso, y por tenemos que ser conscientes de que hay que respetarla, y también saber los peligros que puede haber. Es una zona natural, donde puede haber cambios bruscos de tiempo, y estar preparados para la actividad que se va a hacer.

No hay comentarios

Deja una respuesta