Convocada la II Marcha Senderista “Cabanes de Estós”

Convocada la II Marcha Senderista “Cabanes de Estós”

Tras la buena acogida que reccibió el pasado verano la primera edición de la Marcha Senderista “Cabanes de Estós”, el próximo día 19 de este mes de agosto se ha programado la segunda edición de esta caminata que permitirá a los participantes conocer las “cabanes” (cabañas de pastores en el patués autóctono) de un recorrido que transcurrirá íntegramente por el Valle de Estós.
El itinerario previsto pasa por las “cabanes” de Santa Ana, La Coma, El Tormo y la del Ibonet de Batisielles. Se trata de una caminata popular de 23 kilómetros y 914 metros de desnivel positivo, no competitiva y abierta a todos los públicos. El punto de salida y llegada de la marcha será la Plaza Mayor de Benasque y durante la marcha se organizarán dos avituallamientos, en las Cabañas de Santa Ana y del Tormo, para que los participantes puedan reponer fuerzas.
Entre las cuatro “cabanes” por las que transcurre la Marcha se encuentra la archiconocida Cabaña del Tormo que, por ejemplo, es citada en la popular canción “20 de abril” del grupo Celtas Cortos. También ha sido noticia recientemente gracias a una campaña de crowdfunding que, junto con las aportaciones del Gobierno de Aragón y los fondos propios de la Comunidad de Bienes del Monte de Estós obtenidos del alquiler de los pastos, ha logrado su rehabilitación y la mejora de sus instalaciones.
Las inscripciones se realizarán en la Oficina de Turismo de Benasque –o en su teléfono: 974 551 289- con un precio de 12 euros para adultos y 10 para niños, incluyendo camiseta conmemorativa y seguro para la actividad. La salida tendrá lugar el día 19 desde la plaza Mayor de Benasque a las 8 de la mañana.
Breve historia de la Propiedad del Monte de Estós
Tras las guerras Carlistas del siglo XIX, con una hacienda maltrecha, el estado ordenó la venta de bienes públicos para mejorar su economía mediante la desamortización de Madoz. Los vecinos de la Villa de Benasque (Anciles, Benasque y Cerler), con independencia de su estatus y posición, se unieron para comprar una participación del valle de Estós por “casa”. De esa manera las 184 participaciones quedaron en manos de los habitantes de Benasque, y se evitó que el valle de Estós cayera en manos de terceros, ya que dicho valle sostenía en gran medida su actividad ganadera y por tanto su supervivencia. La defensa de su territorio, el sentimiento de comunidad y la voluntad de ser responsables de su futuro son rasgos que han caracterizado a los pobladores de estos valles. La historia del Monte de Estós es ejemplo de ello.

No hay comentarios

Deja una respuesta