Teresa Frontons y Juan Antonio Esparavé, promotores de la muestra “Pintores de...

Teresa Frontons y Juan Antonio Esparavé, promotores de la muestra “Pintores de Tolva”

Por -
0 159

Es un auténtico fenómeno social y cultural en la Ribagorza oriental. Todos los meses de agosto, desde hace ya veintiún años, los artistas y artesanos de Tolva o vinculados con esta pequeña localidad regalan a sus convecinos unas sorprendentes exposiciones –por la calidad y cantidad de obras expuestas- que muestran a propios y extraños la potencia creativa de la gente del pueblo. Edición tras edición, una quincena –y en ocasiones algunos más- de estos participan con sus trabajos y obras pictóricas en una magna exposición que tiene a Teresa Frontons y Juan Antonio Esparavé como imprescindibles demiurgos ya que su aliento ha sido, y sigue siendo, imprescindible para sacar adelante este proyecto más que ilusionante.
-PREGUNTA. ¿Cómo se consigue organizar veintiún años seguidos esta muestra de pintores?.
-RESPUESTA. Con trabajo e ilusión fundamentalmente, teniendo en cuenta además que la exposición ya forma parte de la tradición cultural en Tolva y en su comarca. Agosto es el mes en el que hay más gente en el pueblo y esta exposición supone en alguna medida una bienvenida a quienes regresan temporalmente y un despliegue de actividades. Ya son tantos años que acaba la exposición y nos ponemos a trabajar para el año siguiente porque no sabes lo que van a traer los expositores –suele haber pintura en distintas técnicas y manualidades varias-, quién puede venir, cómo se puede encajar menor la obra…
-P. ¿Qué es lo que se ha podido ver este año en Tolva?.
-R. Ha habido acuarelas, acrílicos, pirograbados, punto de cruz, trabajos de restauración o una muestra muy comentada de una colección de envases de cerveza en una edición tan concurrida como las anteriores pero en la que hemos disfrutado también de la compañía en la sala contigua de una exposición muy emotiva sobre los veinticinco años de la reapertura de la escuelas, lo que ha hecho que haya más gente, incluso, que en años anteriores porque aprovechaban para ver y disfrutar de las dos muestras.
-P. ¿Qué es lo que tiene Tolva para contar con tantos creadores, habida cuenta del escaso número de habitantes?.
-R. En cualquier rama de la vida siempre hay unas personas que son quienes dan el paso adelante. Pensamos que hay mucha capacidad creativa en todas partes, pero que no hay similar capacidad –por lo que sea- para mostrarla al público, algo que sí hemos podido hacer en Tolva porque ha habido inquietud y vocación de que ocurriera. Además, se ha juntado que ha habido un par de generaciones con autores con una cierta proyección que han servido de espejo y de estímulo para los más jóvenes y ello ha favorecido que –como muestra de esa potencia creativa- la exposición haya podido pervivir en el tiempo aunque no sin problemas ya que ha habido un par de ocasiones en que ha corrido serio peligro de no poder celebrarse.
-P. A mí siempre me ha llamado la atención el excelente nivel medio de las obras expuestas.
-R. Como comentábamos antes, se han juntando un grupo de artistas de un par de generaciones distintas vinculados al pueblo y con una obra de una cierta calidad que han servido de acicate a los demás expositores. Hay que tener en cuenta, además, que varios de los autores no residen permanentemente; son hijos, o nietos, de las casas del pueblo que vuelven para el verano. Y entre esta gente siempre hay algunos artistas que son los que nutren la exposición de Tolva.
-P. ¿Por qué una muestra que cuesta tanto montar permanece abierta escasamente diez días?.
-R. Bueno, unos años son diez días, otros una quincena, pero hay que tener en cuenta de que se trata de muestra en la que hay que estar muy pendiente, con una presencia física de los organizadores, lo que nos ata mucho y en cierta medida constriñe la posibilidad de ampliar en el tiempo la apertura de la exposición. También está la propia disponibilidad de alguno de los autores y de sus obras, pero pensamos que dado que la muestra está abierta todos los días y nuestra propia disponibilidad, quien quiere visitarla puede hacerlo sin problemas.
-P. ¿Quién visita la exposición?.
-R. Hay muchísima gente que viene y pregunta, no solamente gente del pueblo o de la zona más cercana. El incremento del turismo en la zona, provocado en buena medida por las excursiones por el Montsec y la ruta de las pasarelas, se ha traducido también en una mayor presencia de visitantes a la muestra. Y este año, en concreto, la apertura de una ruta turística desde Tolva al congosto del Cajigar ha incrementado todavía más el número de personas que se han acercado a nuestro pueblo, muchas de las cuales han acabado pasando por la exposición.
-P. Las obras expuestas año tras año son de estilos y técnicas muy distintas pero casi se podría hablar de una cierta “Escuela de Tolva”.
-R. No creemos que lleguemos a tanto porque no hay una unidad estilística ni formal en los trabajos que presentamos. Pero el impulso que late detrás de estas obras y de los creadores reunidos en esta exposición y su vinculación con nuestro pueblo se tradujo hace unos años en la creación de la Asociación de Pintores de Tolva de la que formamos parte una veintena de artistas y que se ha revelado desde su creación como un interesante motor de desarrollo cultural para la zona, consiguiendo encauzar algunas de las múltiples inquietudes artísticas existentes en este territorio. Precisamente, una de las cosas que extraña al visitante es que en un pueblo tan pequeño pueda existir una Asociación de Pintores pues una de las condiciones para poder participar en la exposición es que los autores estén vinculados con Tolva bien sea por nacimiento, matrimonio, residencia o segunda vivienda.

No hay comentarios

Deja una respuesta