Por Alfonso Sanz

Savi López es el presidente de la asociación HU-ENTIENDE. El embrión nació en La Litera, en Binéfar, con la asociación LGTB de esa zona, y donde seguirá estando la sede central. Un tiempo después se unieron con Los Monegros, y aunque su trabajo principalmente tenía lugar en esas comarcas, poco a poco se fueron extendiendo también al norte de la provincia. Ahora se han constituido a nivel provincial para ayudar y luchar contra la discriminación, la homofobia, y fomentar campañas de información sobre asuntos de interés social, como la lucha contra el VIH. El teléfono de consultas de la asociación es el 632 389 214, además tienen correo electrónico  huentiendelgtb@outlook.es, y página de Facebook HU-ENTIENDE.

¿Quiénes estáis al frente de HU-Entiende?

La junta directiva la formamos cinco hombres y tres mujeres de varias comarcas diferentes, pero son muchos más los que están de una manera u otra metidos colaborando. Contamos con dos abogadas para asesorar en temas legales, y una psicóloga, para los casos que son necesarios.

¿Cuáles son vuestros principales campos de trabajo?

Tenemos un área de trabajo muy amplia. Por ejemplo campañas para concienciar sobre el VIH. Ahora mismo estamos repartiendo preservativos e información a los jóvenes por las fiestas de La Litera, en un autobús de la comarca que les lleva a los pueblos. Hablando con el Hospital de Barbastro nos han contado que ha habido un repunte de esta enfermedad entre la juventud. También apoyamos el rechazo al acoso sexual, sumándonos al “No es no” de la comarca literana, y a la que ha sacado el Gobierno de Aragón. Recibimos casos de homofobia, de bullying, y de otros asuntos relacionados, y les ayudamos. Tanto en centros escolares como con las familias. Por otro lado también montamos actividades culturales y festivas, hablamos de homosexualidad en el deporte, o estamos en los días reivindicativos organizando actos.

¿Cómo es la situación de las personas LGTB+ en las zonas rurales?

Un asunto muy importante, y más en zonas rurales, son los mayores que por miedo no han expresado libremente su orientación sexual. Hemos ayudado ya a varias personas que ahora viven felizmente en sus pueblos sin tener que esconder lo que sienten, y esperamos seguir haciéndolo con todo el que lo necesite, aunque sabemos que no es fácil por los condicionantes. Yo mismo me fui durante doce años de Binéfar a Madrid porque no me sentía libre, y volví sin miedo a esconderme.

¿Cómo vais a trabajar a partir de ahora y que habéis estado haciendo?

Nos hemos puesto en contacto con todos los Ayuntamientos para organizar charlas o campañas donde nos lo pidan. El apoyo es total desde todos los organismos. Cuando empezamos teníamos que ir puerta a puerta ofreciéndonos para ayudar, y ahora, aunque seguimos llamando a todo el mundo, también son las instituciones las que dan el primer paso. En el caso del Ayuntamiento de Huesca por ejemplo, el apoyo fue total de todos los partidos, y las ganas de colaborar.

No hay comentarios

Deja una respuesta