El Valle de Benasque prepara el IV Trail 2 Heaven

El Valle de Benasque prepara el IV Trail 2 Heaven

Para despedir el verano, el Valle de Benasque prepara la celebración este sábado de la cuarta edición del Trail 2 Heaven, una exigente carrera transpirenaica que ha tenido que ampliar el número de participantes ya que las 500 inscripciones inicialmente ofertadas se cubrieron ya a comienzos de julio.
Finalmente serán 600 los atletas que tomarán la salida en esta prueba dúplice para afrontar alguno de los dos recorridos diseñados por la organización, uno de 48 kilómetros y con 2590 metros de desnivel positivo y otro de 25 kilómetros y 813 metros de desnivel positivo. Ambas distancias serán cubiertas por 300 corredores y las dos tienen la salida en la estación de esquí nórdico de los Llanos del Hospital, a 1800 metros de altura, y meta en Benasque después de recorrer los senderos que rodean los últimos glaciares del Pirineo. N esta ocasión, los 600 corredores inscritos proceden de 4 continentes –tan sólo faltan participantes asiáticos- y de 19 países entre los que se encuentran Australia, Ecuador, Méjico o Perú. Entre los nacionales, hay representantes de 41 provincias y de 17 comunidades autónomas.
«La prueba está teniendo una notable resonancia en el mundillo especializado y prueba de ello es que se nos llenó la inscripción prevista en julio y tuvimos que ampliarla ante la demanda existente, aunque decidimos abrirla a tan sólo 100 participantes más para no colapsar nuestro esfuerzo organizativo que se basa en una atención personalizada a los corredores», explica la ultrafondista Martina Hyytiainen, portavoz de la organización, quien recuerda que la prueba nació con el objetivo de unir dos valles y sus respectivos países, España y Francia, en una carrera por montaña que, bajo el lema “Unidos por la montaña” permite a los participantes en la carrera larga disfrutar de un recorrido que se inicia a los pies del Aneto, rey y montaña más alta del Pirineo, y que recorre el fondo del Valle de Benasque para después cruzar a Francia y entrar en el Valle de Bagnères-de-Luchon por el Portillón de Benasque, llegar hasta el Hospice de France y, tras recorrer durante 16 kilómetros el territorio francés, vuelve a España por el Puerto de la Glera antes de afrontar su último tramo hasta Benasque.
Los pasos y senderos entre países que atraviesan los corredores en su recorrido fueron habilitados en la Edad Media y han sido utilizados durante siglos por contrabandistas, comerciantes, ejércitos y viajeros de todo tipo y condición.
La prueba “corta”, de 25 kilómetros, parte también desde los Llanos del Hospital y recorre de forma circular todo su entorno rozando las crestas que separan el Valle de Benasque del Valle de Arán y del Valle de Bagnères-de-Luchon pasando por la base del Macizo de la Maladeta para girar hacia el norte en dirección a Francia para ascender hasta el “Mirador del Aneto” y disfrutar de las impresionantes vistas de las Maladetas y sus glaciares.

No hay comentarios

Deja una respuesta