Graus vive con intensidad el primer Día Grande de sus fiestas.

Graus vive con intensidad el primer Día Grande de sus fiestas.

Por -
0 166

La calle como escenario necesario y los grausinos como colaboradores imprescindibles vuelven a ser hoy protagonistas en el primero de los días grandes de las fiestas patronales que se celebran en esta villa ribagorzana en honor al Santo Cristo y a San Vicente Ferrer. Unas fiestas que son un enorme espectáculo, una gran representación en la que los habitantes de la localidad ejercen como gozosos intérpretes de un libreto siempre idéntico y siempre renovado.
La Procesión de San Vicente presidida por los repatanes, las autoridades y el prior de la cofradía, con los mozos danzantes interpretando el baile de la Cardelina, y la primera actuación de estos mismos danzantes en la Plaza Mayor ha marcado un año más el tono de la jornada. Junto con los danzantes, la comparsa de cabezudos, caretas, caballez, gigantes y furtaperas han hecho la delicia de los presentes en el primero de los “días grandes” de estas fiestas, las decanas en Aragón en su consideración de Interés Turístico Nacional. En una Plaza Mayor rendida, los bailes de las espadas y las cintas han sido jaleados por unos presentes que también han disfrutado de lo lindo con el toque gamberro con el que los cabezudos ponen el contrapunto irónico a las evoluciones de los danzantes. La explosión de grandes sandías lanzadas en pedazos sobre la concurrencia endomingada es ya una de las actividades clásicas de estos cabezudos que, este año, han parodiado el concierto del Dúo Dinámico que se celebrará el viernes y la tensión entre EEUU y Corea del Norte.

Artículos similares

No hay comentarios

Deja una respuesta