Por Lola Gª Casanova

Mª Ángeles Satué, natural de Sesa, lleva al frente de la biblioteca de Grañén desde 2002 año de su apertura. En este periplo destaca como hito la incorporación de este servicio a la Red de Bibliotecas de Aragón que permite al usuario acceder a cualquier fondo que se encuentre en las bibliotecas públicas de nuestra comunidad.
Los más activos en esta biblioteca de Grañén son los niños y a ellos dedica Mª Jesús gran parte de su esfuerzo e imaginación.
En su labor dice sentirse respaldada tanto por la administración local como por la provincial.

 

¿Cuánto esfuerzo dedica a los niños y jóvenes?

Mucho, los alumnos de infantil y primaria constituyen nuestros principales usuarios, sobre todo durante el curso escolar. Vienen a hacer deberes, a leer, a las actividades y también a jugar pues disponemos de puzzles, juegos de mesa…

Estamos en contacto con el colegio. Las propuestas de la biblioteca se enmarcan en el proyecto “Tardes de biblioteca” y damos servicios y fomentamos la lectura.

Y ¿qué podemos hacer los padres para incentivar?

Para mí, no hay cosa mejor que dar ejemplo. Aquí reside el mejor mensaje que les podemos enviar a los niños, leerles en voz alta y también acercarlos a la biblioteca. Por ejemplo, ahora en octubre vamos a comenzar con el lectómetro para reflejar de forma divertida los libros que se leen. Estaremos con el lectómetro hasta Navidad y luego cambiaremos. Con los niños hay que ir variando para no aburrir. Y también cuenta cuentos y celebraciones especiales. La biblioteca es un lugar muy vivo.

¿Qué leen los niños?

Aquí en Grañén gozan de gran tirón los libros de Gerónimo Stilton y futbolísimos. Yo recomiendo álbumes ilustrados como La Oruga glotona, Te quiero Valero.. aunque me resulta muy difícil escoger. Ahora para niños se publica mucho y cosas realmente preciosas.

A usted como lectora, ¿qué le gusta?

No soy mucho de autores sino de picotear… bueno Miguel Delibes y como libro he recomendado muchas veces Seda de Alessandro Baricco. Los bibliotecarios, por nuestro trabajo, vivimos además en permanente contacto con otros bibliotecarios y con libreros para intercambiar ideas, actividades, proyectos…

Cuenta con 600 socios ¿contenta?

Sí. Nuestros socios visitan la biblioteca y hacen uso de ella. Sobre todo niños y más mujeres que hombres. Los jóvenes representan un público difícil, llega una edad en la que los perdemos. Quien lee sigue viniendo, pero en general desaparecen. Sin embargo, quien ya ha adquirido el hábito y disfrutado de la lectura, vuelve a ella pasada esa etapa.

Dígame, ¿y a los adultos les va el libro digital?

Como es la norma en España, hay más mujeres lectoras que hombres. En cuanto al libro digital al principio sí hubo un trasvase de lectores. Sin embargo, estoy constatando que buena parte de ese público está regresando al papel.

¿Y  lo más gratificante de su trabajo…?

Recomendar y que tras la lectura, la persona regrese a darte las gracias. Los bibliotecarios estamos también para orientar y ayudar. Y también colaborar en esos primeros momentos de lectura de los niños.

Mª Ángeles, ¿no ha sentido alguna vez el gusanillo de ponerse a escribir usted misma?

¡Uy, no!, no me veo. Respecto demasiado esta profesión. Por supuesto que disfruto muchísimo yo no podría estar sin leer. La lectura te da más vida, comprensión, vocabulario…

No hay comentarios

Deja una respuesta