Luis Estaún, del PAR, es alcalde de Biescas, cargo que desempeñó entre 1995 y 1999 y nuevamente desde 2003, encabezando en cinco ocasiones la lista más votada. Hablamos con él de cómo ha ido el verano en un territorio muy turístico, de la Feria de Otoño, una de las citas estrella del año, y de los proyectos que tienen en esta localidad.

Por Alfonso Sanz

¿Qué balance hacen de la época estival?

Ha funcionado muy bien el verano, hemos tenido récord de visitantes en las fiestas de agosto. También organizamos una carrera de obstáculos, la Infernal Running, en la que hubo 400 inscritos. Estamos muy satisfechos, porque el nivel de ocupación ha vuelto a niveles que no se alcanzaban desde hace algunos años. Hemos preparado muchas actividades que han sido un éxito.

Llega una de las citas tradicionales, la Feria de Otoño. ¿Cómo consiguen que sea atractiva cada año?

Es una edición muy especial, porque desde la época moderna que se volvió a hacer, es la número 25. Eso te hace en primer lugar mirar atrás y ver todo lo que se ha logrado. Un proyecto que ha culminado, que es un éxito y una realidad. Cada Feria ha tenido sus novedades, hemos sabido hacerla atractiva, y en 2017 volveremos a mostrar actividades diferentes, manteniendo sus tradiciones. La demanda de expositores es superior al espacio que tenemos. Seguro que vuelve a ser un triunfo de público, con alta calidad de productos agroalimentarios y de actos.

¿Qué proyectos quieren terminar en 2017?

Finalizar las obras del gimnasio, para poder seguir ofreciendo una amplia oferta de actividades deportivas. También culminar las mejoras en el campo de fútbol y en el frontón, que lo vamos a cubrir. Estamos trabajando por otro lado en la red de agua caliente, con un sistema que usa la biomasa como fuente de energía. Calefacción para el edificio del ayuntamiento, que próximamente se instalará en otros edificios municipales. El objetivo es tener menos costes económicos y también que desciendan las emisiones contaminantes.

¿Cómo trabajan en una población con mucha segunda residencia?

Hay que adaptarse a las diferentes épocas del año, porque la población fluctúa. Por ejemplo cambia el número de trabajadores municipales. En verano, o en los fines de semana, hace falta un mayor esfuerzo porque los demandantes de servicios se sobredimensionan. También es muy importante la inversión en el equipamiento.

¿Cómo es el trabajo con la Comarca del Alto Gállego y otros municipios de la zona?

Hay mucha tradición de colaboración entre todos, desde que éramos una Mancomunidad. Las Asociaciones Turísticas por ejemplo trabajan coordinadamente, o los talleres de empleo. Otro caso de sinergias conjuntas es la relación entre Biescas, Panticosa, Sallent y Yésero, junto con otros pueblos del Sobrarbe, para el trabajo en la Reserva de la Biosfera Ordesa –Viñamale.

No hay comentarios

Deja una respuesta