El “Ixorigué Project” alza el vuelo en el Valle de Benasque

El “Ixorigué Project” alza el vuelo en el Valle de Benasque

.

La Feria Ganadera del Pilar de Benasque tiene este año el interesante complemento de la celebración de una Jornada Técnica Ganadera este viernes en la que, entre otros asuntos, se ha presentado ante asociados y personas interesadas el estado actual en que se encuentra el “Ixorigué Project”, una singular propuesta pionera a nivel internacional que está desarrollando en el Valle de Benasque la utilización de drones para el control de la ganadería extensiva y cuya aplicación ha despertado un considerable revuelo en los lugares más insospechados del mundo.
Impulsado por dos entidades muy arraigadas en la zona como la Escuela de Negocios del Pirineo (ESNEPI) y la Comunidad de copropietarios del Monte de Estós, donde alrededor de 700 vacas pasan el período estival en sus casi 4.000 hectáreas, y desarrollado por la empresa HEMAV, una entidad líder en la investigación y utilización de drones y soluciones avanzadas para la digitalización de la industria -en este caso, la ganadería de alta montaña-, el proyecto “Drones para Ganadería Extensiva de Alta Montaña “Ixorigué Project” está trabajando en una innovadora línea de actuación para el control de ganados y el apoyo al pastoreo de la ganadería extensiva y trashumante, abriendo así en nuestro país la espita para la utilización de drones en tareas ganaderas, un campo que según los expertos tiene un enorme potencial de crecimiento.
«Presentaremos el proyecto y su estado actual con una posterior demostración de vuelo en el Palacio de los Condes de Ribagorza y cercanías donde visualizaremos los datos recogidos durante el vuelo y trabajaremos su interpretación en una demostración práctica de la actividad que desarrollamos en el “Ixorigué Project”, explicaba ayer el ingeniero de HEMAV Carlos Ferraz, uno de los responsables de la parte técnica de este proyecto, reconociendo que por él «se han interesado ya desde diferentes partes de España, Europa y América Latina».
Algo que confirma el director de ESNEPI, Aurelio García, quien reconoce que el modelo que plantea el “Ixporigué Project” está generando «mucha expectación interna y externa» ya que, abunda, «se trata de un proyecto innovador que aporta un considerable valor añadido a la ganadería extensiva de montaña».
El Ixorigué –palabra que en el vernáculo patués denomina al cernícalo, ave que controla desde lo alto amplias extensiones de terreno- prevé que los drones monitoricen el área donde se encuentra el ganado en tiempo real y se conecten con los citados sensores que son portados por los animales recogiendo distintos datos como su identificación, ubicación o actividad y recorridos que realizan, y también el estado de los pastos o la temperatura de las reses que, como recuerda García, es un aspecto «crítico» en momentos como los del parto. Estos datos se remiten a “la nube” –la central que procesa la información- donde se almacenan los resultados, se procesa la información, se generan las alertas pertinentes y se crea la cartografía de la situación de los animales que componen el rebaño que se rebotan a los pastores y demás usuarios del programa quienes por medio de una aplicación web pueden ver la información en el aparato receptor, recibir alertas y disfrutar de un panel de control de la información recibida pudiendo así actuar en consecuencia.
«Tras el desarrollo inicial del programa de actuación, lo que hemos hecho este verano ha sido un proyecto piloto con aciertos y cosas que se tienen que mejorar, pero tenemos ya los datos necesarios como para poder prototipar y desarrollar definitivamente el modelo de actuación que se necesita para poner definitivamente en marcha el programa en los próximos meses», explica García apuntando que el reto actual está en terminar de acoplar cuanto antes el sistema, «algo que será una realidad en breve».
Por otro lado, en el marco formativo, la compañía HEMAV ha venido formando a un grupo de ganaderos en el manejo de los drones mientras que ESNEPI sigue estudiando los campos de potenciación empresarial y de generación de riqueza que se le abren al Valle de Benasque con el desarrollo de la tecnología del “Ixorigué Project” porque a nadie se le escapa que este territorio puede convertirse en un referente internacional en lo relativo al manejo y control de la ganadería extensiva. En este sentido, las tres entidades promotoras tienen un compromiso de radicar en la villa pirenaica el centro de datos para este proyecto y el uso de su tecnología que podría también utilizarse en el futuro otras aplicaciones como la prevención de aludes, los rescates de montaña o el uso recreativo de los drones. García reconoce que, dentro de una necesidad «imperiosa» de diversificar la economía en la montaña más allá del turismo y la ganadería «la tecnología puede y debe ser una oportunidad de desarrollo económico».

No hay comentarios

Deja una respuesta