Por Ana Pascual

Anchel Conte empezó en los años 70 a recopilar junto con otros profesores el folclore de la comarca del Sobrarbe. Casi 50 años después Biello Sobrarbe es el encargado de mantenerlo y difundirlo tanto en el territorio como fuera de él.

¿Cómo comenzó Biello Sobrarbe y por qué?

En los años 70 hubo un grupo de profesores  del instituto de Aínsa liderado por Anchel Conte que quisieron poner en marcha una recopilación de folclore junto con los alumnos. Fueron a lo pueblos, hablaron con sus gentes y recuperaron bailes, melodías y letras de canciones a los que les volvieron a dar vida. Al principio fue un grupo juvenil formada con gente del instituto los que participaban ene l grupo, fue todo un descubrimiento porque prácticamente solo se conocía la jota. Alguna de las danzas fueron muy novedosas y llegaron a tener gran relevancia en la época que se descubrieron y que aún sorprenden a quién las ve por primera vez.

¿Cuánta gente lo forma? El grupo Biello Sobrarbe, ¿tiene relevo?

Hay dos grupos, el de adultos y el de jóvenes. El de los más mayores es menos estable y no cuenta con un día fijo de ensayo; en total somos unas 25 personas que actuamos en poblaciones cercanas como Aínsa y en actos tradicionales. Sin embargo, los jóvenes (que también son un grupo de unos 25) se reúnen todas las semanas. En general viajamos poco pero el año pasado estuvimos en Francia. En el grupo de los jóvenes los niños empiezan a venir cuando tienen más o menos seis años y se juntan con los jóvenes de 16, por lo que el relevo está asegurado. En general hay más mujeres que hombres pero la verdad es que los niños se van animando, para ellos al principio es como un juego.

¿Cuáles son los bailes más famosos o los que más piden en las actuaciones?

En total el repertorio de Biello Sobrarbe cuenta una decena de danzas que fueron las que se recuperaron en sus inicios. Las más famosas son ‘El Tintan’, ‘El cascabillo de Buerba’ con el que se suele finalizar las actuaciones y en el que se anima al público a bailar con el grupo o el vals- jota de Banastón.

¿Aún quedan muchos por descubrir?

Ahora mismo no estamos haciendo labores de investigación, ya nos gustaría… Lo que sí tenemos como proyecto es coreografiar bailes para melodías que se recuperaron en su momento sin pasos conocidos.

La formación Biello Sobrabe ha recibido varios homenajes últimamente, ¿cómo los recibís?

Con gran alegría, nuestro grupo hace folklore puro y no son danzas complicadas por lo que el secreto reside en pasarlo bien, al final somos un grupo de amigos que se divierte tocando y bailando.

¿Qué instrumentos acompañan a los bailes?

Contamos con la música de gaitas aragonesas, dulzainas, guitarras, acordeones, percusión de panderetas e incluso cazuelas y cucharas junto a alguna botella de anís.

¿Dónde os podremos ver próximamente?

El próximo 12 de noviembre actuamos en la fiesta de Belsierre. Lo siguiente en la conocida aquí como la fiesta de los caracoles que se celebra en la ermita entre los meses de mayo y junio aunque set e invierno supongo que nos acercaremos a las residencia de ancianos de Aínsa con los más pequeños para hacerles pasar una tarde divertida y entretenida.

No hay comentarios

Deja una respuesta