RAMÓN CASTILLO. Coordinador medioambiental del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido

“El Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido es el motor económico más importante de la comarca del Sobrarbe ya que todos los visitantes que llegan aquí vienen atraídos por el Espacio Protegido. La mayor parte de la comarca vive del sector servicios, como tiendas, hoteles, restaurantes, campings, casas rurales, empresas de deportes de aventura, taxistas, etc…. mientras que otra parte importante se dedican a la agricultura y a la ganadería, cuyos productos son comprados y consumidos por los turistas que visitan este espacio emblemático”.

Mª CARMEN LACAMBRA. Guía del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido

“El Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido está formado por cuatro valles y lo que aconsejamos a los visitantes es que dediquen una o al menos media jornada a cada sector. En Ordesa les indicamos cómo realizar el camino a la Cola de Caballo (uno de los más conocidos), en el recorrido se encuentran varios puntos destacados, como las cascadas de Arripas, el Estrecho y la Cueva, el Bosque de las Hayas, las Gradas y Circo de Soaso. En el Cañón de Añisclo recomendamos el circuito de San Úrbez (Ruta del agua) y también el camino que recorre el valle hacia la Fonblanca. En Escuaín realizar el recorrido hasta el puente de los Mallos, en el que el visitante podrá observar el quebrantahuesos (un ave emblemática del Parque Nacional) o los miradores de Revilla para disfrutar de una panorámica de la Garganta de Escuaín. En Pineta  la cascada del Cinca y cascadas y Circo de La Larri. Los días de máxima afluencia se centran en el mes de agosto y en Semana Santa. Los turistas nacionales siguen siendo mayoría, destacando los procedentes de Aragón, Cataluña, Valencia, Madrid, País Vasco, y entre los visitantes extranjeros los franceses”.

CARLOS BENEDÉ. Agente de Protección de la Naturaleza del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido

 

“La función principal de los Agentes de Protección de la Naturaleza (APNs) y Guardas de Conservación de la Naturaleza (GCNs) es la vigilancia y conservación de los valores del espacio velando por el cumplimiento de la normativa en relación, por ejemplo, con el baño, la acampada, los perros, la caza y pesca, control del espacio aéreo etc… También realizamos seguimientos tanto de flora (una docena de especies amenazadas en seguimiento) como de fauna (sarrio, corzo o quebrantahuesos, entre otros), colaboramos con el CSIC en distintos proyectos de investigación y seguimientos, atendemos e informamos a los visitantes, formamos parte del operativo de prevención y extinción de incendios del Gobierno de Aragón, dirección y supervisión en la ejecución de trabajos de restauración y conservación, control y seguimiento de las señalizaciones del parque junto con el mantenimiento de los vehículos, etc…

El volumen de visitantes en el Parque Nacional, 600.000 visitas anuales, hace necesaria la aplicación de una normativa para conservar los valores contenidos en el espacio. Los puntos de la normativa en los que más se incide dependen de la época del año y del valle, destacando la prohibición de que los perros vayan sueltos, el baño (que también está prohibido) o la acampada (a unas determinadas cotas se permite el vivac: montar la tienda al atardecer y desmontarse al amanecer).

No hay comentarios

Deja una respuesta