Por Ana Pascual
La alcoleana Clara Pirla comenzó en el mundo del deporte para solucionar algunos problemas de espalda y paso a paso se ha convertido (durante la pasada temporada) en campeona de España XCUM, entre otros muchos títulos. Mientras se prepara la próxima temporada nos cuenta como combinar su vida personal y profesional y cuáles son sus próximos retos.

Desde pequeña, ¿Cómo comenzó tu pasión por el deporte?

Desde pequeña, empecé a practicar natación porque tenía problemas de espalda y la fisioterapeuta le dijo a mi madre que me ayudaría a mejorar. Además, en mi casa el deporte siempre ha estado presente ya que mi tío a sido ciclista y mi madre también es aficionada al deporte deporte con largas caminatas, etc…

¿Cuáles han sido tus últimos logros deportivos?

El año pasado quedé campeona de España de XCM M30, este año campeona de España XCUM, ultramaratón que fue la Gigante de Piedra, 210 kilómetros encima de mi BTT, y primera absoluta de la Copa de Ultramaratón de España. Especiales son las pruebas de fondo como Andalucía Bike Race, una carrera por etapas de seis días donde conseguí alcanzar el primer puesto en master 30, y La Rioja Bike Race, que también son tres días sin parar, donde también alcance ese primer puesto.

¿Cuáles son tu próximas carreras?

Las próximas tendrán lugar la temporada que viene, ya en  2018, a partir del mes de febrero. Si todo va bien la primera será Costa blanca y seguido Andalucía Bike Race. El próximo año estaré en otro equipo, el cuál me cede una bici de alta gama para competir y realiza el mantenimiento durante todo el año, material, pruebas, etc..

¿Qué se siente al recibir premios como la mejor ciclista aragonesa?

Personalmente es todo un orgullo y supone un gran empuje en el día a día, cuando estás entrenando, y las condiciones son duras o simplemente estás cansada. La Federación de Ciclismo de Aragón es siempre muy atenta y reconoce a los deportistas con mucho cariño, su apoyo es muy importante. Realmente en las carreras es cuando más disfrutas, aunque el esfuerzo es mayor, es como un juego y estás rodeada compañeros en la misma guerra, con mucha emoción siempre! sin embargo en los entrenamientos diarios es cuando más se tiene esforzar una y tener una continuidad para conseguir resultados.

¿Crees que el hombre y la mujer reciben el mismo trato en estos deportes?

La verdad es que nos cuidan muy bien, por ejemplo la federación Aragonesa de ciclismo, intenta potenciar la participación de mujeres e incluso hemos asistido a algún curso solo para nosotras que tenía como objetivo mejorar la técnica. Veo mucho respeto y apoyo, tanto en organizaciones como en compañeros.

¿Es fácil conciliar deporte trabajo y familia?

La verdad es que hay que organizarse. Tengo suerte de poder practicar ciclismo pero también es verdad que requiere muchas horas de entrenamiento ya que por lo menos hay que dedicarle 3/4 horas al día  si se quiere mantener el nivel. Suelo entrenar por las mañanas cuando mi hija está en el colegio y trabajar por las tardes-noches; tengo la suerte de tener el apoyo de mis padres y de mi hija, de la que soy fan, con la que salgo a dar largos paseos en bici. Si tuviera una jornada normal de ocho horas y tuviera que sumarlo a la casa y el hogar sería más difícil, se podría pero sería muy complicado.

También eres aficionada a las avionetas…

Si, desde pequeña. Con 14 años empece a volar con parapente junto a mi padre y con 18 años me saqué el curso de ultraligero, después vino el de avión privado a los 20 y sin parar el de instructora de vuelo ¡mi otra pasión! Tenemos nuestra escuela Aerocinca, donde damos cursos. En Alcolea de Cinca tenemos un pequeño campo de vuelo aunque el campo oficial está en Binéfar.

¿Un deseo?

A nivel personal sería sin duda el de tener siempre la satisfacción de superarme a mi misma, avanzar y verme cada vez más madura y completa en todos los sentidos, como deportista y en lo personal. También me gustaría volver a participar en la Titan Desert,seguir dando pedales, y vivir ¡muchas experiencias más!

No hay comentarios

Deja una respuesta