Un ingeniero benabarrense premiado en Alemania

Un ingeniero benabarrense premiado en Alemania

Por -
0 1783

El ingeniero altoaragonés Raúl Llagüerri ha visto reconocido uno de sus trabajos con un German Design Award, los premios internacionales de diseño que organiza el Consejo de Diseño de Alemania. Se trata de uno de los premios más prestigiosos a nivel internacional en el mundo del diseño de producto y es la primera vez que este galardón recae en Aragón.
Nacido en la localidad de Benabarre, Raúl Llagüerri desarrolla su actividad profesional desde hace más de quince años en Zaragoza. Es un diseñador vocacional que estudió Ingeniería Técnica en Diseño Industrial en la Universidad Politécnica de Valencia y que, después de trabajar en Italia para el grupo Fiat, se instaló en Zaragoza donde comenzó su carrera como diseñador de producto en diferentes estudios de diseño. Desde hace cuatro años desarrolla su actividad de forma independiente como freelance colaborando con otros profesionales y estudios del sector.
El reconocimiento como galardonado en el German Design Award se hizo oficial el pasado 20 de Octubre al premiarse en la sección de energía la caldera de biomasa presentada por la empresa BioCurve y de cuyo diseño exterior es responsable.
Este German Design Award (Premio Alemán al Diseño) está organizado por el German Design Council (Consejo Alemán de Diseño). Su objetivo es descubrir, presentar y ensalzar aquellas tendencias que son únicas en el campo del diseño. Cada año se recompensan productos sobresalientes e innovadores en el panorama del diseño internacional. Instituido en 2012, es una de las competiciones de diseño más respetadas del mundo, teniéndose en gran consideración tanto dentro como fuera de los círculos profesionales.
En la edición de este año, el jurado calificador seleccionó, entre cientos de candidaturas, la propuesta de BioCurve, empresa con sede en Zaragoza, que incluye las calderas de condensación de biomasa más potentes y óptimas del mundo. Este galardón consagra definitivamente a la firma zaragozana como una referencia entre los fabricantes de calderas de biomasa.
Según destaca el jurado en su fallo, la «vanguardista» caldera de condensación de biomasa «es notable por su poder, eficacia y sostenibilidad». Y entiende que estas calidades también son reflejadas por el diseño «claro y franco» del producto. «Gracias a su construcción lineal, el producto hace un uso óptimo del espacio en el lugar de instalación; y en virtud de su mirada contemporánea se integra perfectamente en su entorno», afirman los integrantes de este jurado.
La entrega del premio se hará efectiva el próximo 9 de Febrero en la ciudad alemana de Frankfurt en una ceremonia a la que asistirán Camilo Pérez, de Biocurve, responsable del diseño técnico y funcional de la caldera y el diseñador Raúl Llagüerri, responsable del diseño exterior.

Artículos similares

No hay comentarios

Deja una respuesta