La campaña de detección del mosquito tigre del 2017 se salda con positivos en 7 municipios oscenses

0
245

El mosquito tigre está en plena expansión en Aragón. Así lo confirma el informe de vigilancia entomológica del mosquito tigre en Aragón en el 2017, que desarrolló desde el mes de junio y hasta el cierre del mes de octubre la Dirección General de Salud Pública del Gobierno de Aragón y el Departamento de Patología Animal de la Universidad de Zaragoza. De este modo, se ha detectado la especie en 18 municipios, en los que se ha comprobado o bien el establecimiento de sus poblaciones o la posibilidad de que tengan lugar llegadas continuadas de ejemplares.

Se han obtenido un total de 2.448 muestras-tablilla, correspondientes a 125 muestras-punto. Finalmente 50 de los 125 puntos muestreados fueron positivos, localizados en 18 de los 24 municipios muestreados en 2017. Estos fueron los resultados por provincias:

PROVINCIA PUNTOS TABILLAS PUNTOS POSITIVOS TABLILLAS POSITIVAS
HUESCA 44 874 22 175
ZARAGOZA 59 1186 18 38
TERUEL 22 388 10 67
TOTAL 125 2448 50 280
Los positivos se han dado en Barbastro, Binaced, Fraga, Huesca y Monzón, en la provincia de Huesca; Alcañiz, Beceite, Calaceite y Mora de Rubielos, en la de Teruel; y en Alfajarín, Calatayud, Caspe, Cuarte, La Joyosa, Nuévalos, Nuez de Ebro, Meniquenza y Pinseque, en la provincia de Zaragoza.
El fuego no perdona
Las primeras detecciones en la mayoría de municipios muestreados han sido en el mes de agosto o septiembre, probablemente debido a que son épocas de mayor afluencia de vehículos en el periodo estival. En los municipios de La Joyosa, Monzón y Caspe, las muestras han sido positivas a lo largo de toda la campaña de vigilancia en 2017, lo que podría significar que se reúnen las condiciones ambientales idóneas para que se mantengan las poblaciones del mosquito.
El fuego no perdona
El resto de municipios ha presentado resultados más irregulares con presencia de huevos en tablillas de forma más desordenada. Esto podría deberse a niveles muy bajos de densidad de mosquitos tigre o la llegada continuada de nuevos ejemplares.
El fuego no perdona
En el plan de trabajo de 2017 se planteó trabajar en un total de 24 municipios, con cuatro o cinco puntos de muestreo en cada uno de ellos. en los que se colocaron 2 trampas de ovoposición, que se sustituyen cada 15 días.
  • Huesca: Alquézar, Barbastro, Binaced, Fraga, Huesca, Jaca y Monzón.
  • Zaragoza: Alfajarin, Burgo de Ebro, Calatayud, Caspe, Cuarte de Huerva, La Joyosa, Mequinenza, Nuévalos (Monasterio de Piedra), Nuez de Ebro, Pinseque y Utebo.
  • Teruel: Albarracín, Alcañiz, Beceite, Calaceite y Mora de Rubielos.
A tenor de los resultados obtenidos, el informe pone de manifiesto la necesidad de seguir trabajando en la vigilancia y detección precoz para el diseño de estrategias de control y la planificación de riesgo de transmisión autóctona de enfermedades emergentes por mosquito tigre.
El fuego no perdona

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.