Por Ana Pascual
Ismael Civiac celebrará el próximo 2019 el 20 aniversario de Civi-Civiac, una compañía que actualmente realiza más de 120 espectáculos anuales de los que una veintena se realiza en Aragón y el resto en otras comunidades autónomas y países que les llevan a recorrer 67.000 kilómetros anuales. Este año la compañía de Pueyo de Santa Cruz se enfrenta a nuevos retos como viajes al extranjero, convertirse en profesor de magia o utilizar la magia para dinamizar el comercio.

– ¿Cómo te iniciaste en la magia?

Desde muy pequeño, recuerdo que con cuatro o cinco años mi hermano y yo les hacíamos juegos de magia, supongo que viene a a raíz de la afición de mis padres Eduardo y Estrella, podríamos decir que nos hemos alimentado con biberones de magia.

– ¿Recuerdas cuál fue tu primer truco?

Creo recordar que fue hacer desaparecer un pañuelo convirtiéndolo en huevo, debía tener unos cinco años, o hacer desparecer una bolita roca ( roja) de una copa a mi bolsillo. Era muy divertido ver la reacción de las monjas de nuestro colegio de Pueyo de Santa Cruz.

– Con el tiempo te has convertido en un mago profesional y puedes vivir de tu magia, ¿cómo fue ese camino de ser mago amateur a vivir de la magia?

Ha sido un camino progresivo. Recuerdo que aunque llegué hasta la universidad siempre tuve claro que quería dedicarme al espectáculo. Comencé de muy pequeño junto a mi familia actuando en actuaciones de fin de curso, en fiestas de barrios de Monzón o en las fiestas de Almunia de San Juan y Alfántega, de ahí pasamos, ya en solitario y con unos 12 años, a actuar con mi hermano en las fiestas de las comuniones del Piscis Después pasamos a recorrer España junto a Segundo Morillo en ferias medievales y festivales de calle y fue entonces cuando decidimos crear la Asociación de Ilusionistas del AltoAragón que todavía existe. Seguimos trabajando por toda España en ciudades como Gerona, Galicia y Bilbao y continué mi formación junto a los Titiriteros de Binéfar y formándome en el Aula de Teatro de Lérida con artistas como Leo Basi, Jango Edwards o Johnny Melville. En el año 1999 me hice autónomo en una categoría denominada como ‘Caricatos excéntricos y artistas taurinos’ y tras ganar el primer premio del Campeonato de España de Ilusionismo en Almería arrancó mi carrera artística.

– ¿Cuál ha sido tu mayor satisfacción en este mundo?

Tras los premios de Almería y el premio Internacional en Alemania quizá el más destacable fue ganar el Campeonato del Mundo ‘Master of Magic’ de Italia junto a mi hermano.

– ¿En qué ha cambiado la magia en los últimos años?

Ha cambiado muchísimo, ahora ha evolucionado a nivel tecnológico, por una parte, y a nivel de la mente con la neuromagia, por otro. Desde hace dos mil años la magia ya jugaba con la mente humana y actualmente lo sigue haciendo, es algo que me fascina. Actualmente existe en España, concretamente en Madrid, una universidad que cuenta con un título honorífico como ilusionista y que consiste en tres años de carrera. A esta formación haya que sumar un Curso Superior de Magia en Guadarrama del que voy a ser profesor durante este 2018. Este tipo de formación solo existe en España y en Corea. La magia ahora cuenta con programas, series y películas que s basan en ella, digamos que ahora existe un interés a nivel mundial.

– ¿Cuál es tu referente en esto de la magia?

Cuando empecé en este mundo sin duda para mí destacaba Juan Tamariz con el que coincidí el pasado mes de octubre en Zaragoza pero no hay nadie en el mundo que haya logrado superar a David Copperfield; ambos han sido unos mangos adelantados a su época.

– ¿Qué le dirías a uno de tus hij@s que quisiera ser mago?

Lo primero es que hay que estudiar y viajar muchísimo, conocer otras culturas e idiomas que le ayuden a formarse y carear arte que logre emocionar a los espectadores.

– ¿Cuáles son tus próximos proyectos?

Primero convertirme en profesor y escribir  unas notas de conferencias donde quedará reflejado todas nuestras creaciones y nuestros métodos en el Curso Superior de Ilusionismo de la Escuela de Magia de Madrid. Además estamos preparando el XX aniversario de Civi-Civiac para 2019 donde realizaremos varios espectáculos y para el que queremos crear un libro ilustrado para el público infantil. Este año tenemos previsto realizar una gira europea que nos llevará por Reino Unido, Alemania y Portugal y realizar una campaña denominada ‘Comercios mágicos’ en varias localidades de Madrid, se trata de una campaña creada por nosotros para dinamizar el pequeño y mediano comercio de proximidad. Aparte, el 11 de febrero presentamos ‘Cóctel de ilusiones’ en el teatro Cine Victoria de Monzón donde nos hemos puesto en manos de Enric Magoo un reconocido ilusionista teatral que nos ha hecho de director. En este proyecto no faltarán levitaciones de objetos, mentalismo o incluso un número donde me partiré a mi mismo junto con cartas o cubiletes de tamaño xxl.

Artículos similares

No hay comentarios

Deja una respuesta