Por Lola Gª Casanova

El Ayuntamiento de Barbastro ha estrenado el año con una ambiciosa campaña que, durante 12 meses, nos recordará cómo debemos comportarnos para conseguir una ciudad más limpia. Cada mes se abordará un tema: excrementos de perros, recogida de cartones para los comercios. Los concejales Sonia Lasierra e Iván Carpi explican a VIVIR que cada año se realizan acciones de este tipo, pero que el los últimos se habían centrado en el reciclaje y ahora veían necesario una acción más amplia que, en definitiva, nos recuerda la normativa de convivencia ciudadana vigente en Barbastro.

-En doce meses, seguro que más de uno cae en la cuenta de que “algo” podría hacer mejor.

-Se trata de una campaña global. Con una idea cada mes. Hemos comenzado con la recogida de excrementos de perros y ahora vamos a informar y recordar al comercio que su recogida de cartones son los martes y viernes tras el horario comercial.

-¿Y con estos dos días es suficiente?

-Sí. En esta campaña colabora la Asociación de Comerciantes y en principio, no nos han llegado sugerencias para ampliar la frecuencia.

-Barbastro, ¿es una ciudad sucia?

-Aquí nos topamos con un hecho curioso. En temas de limpieza, la impresión que cada uno guarda de su ciudad, de su pueblo siempre suele ser más negativa que la realidad. En general Barbastro no es una ciudad sucia, ni descuidada, pero siempre se puede mejorar y por eso, desde el Ayuntamiento no nos conformamos. En temas de reciclaje, por ejemplo, superamos la media nacional.

-Y si alguien les responde que se necesitan más barrenderos que pasen más a menudo por esta calle …

-En momentos puntuales pueden producirse problemas, no lo negamos, pero en este tema cada uno debe hacer su parte: Ayuntamiento y ciudadanos. Si todos somos más cívicos, la ciudad gana. y hay que entender que el centro se limpie más que otras calles periféricas.

-También han pensado en los niños.

-Ellos, en muchas ocasiones, introducen cambios en sus familias, les enseñan a los adultos. Para ello, a partir de marzo proporcionaremos a los colegios un juego con un tablero en el cual aparecen cuatro escenarios de verdad como el parque de La Mina o la plaza del Mercado y, a través del juego, se identificarán las acciones negativas y correctas

-¿Cómo van a difundir esta campaña?

-Va a ir mucho por redes sociales, cuñas en radio y presenta un diseño fresco y amable. Se ponen en positivo las acciones del día a día.

-Además incorporan educadores de calle.

-Durante dos fines de semana de marzo (viernes y sábado) dos personas recorrerán el centro recordando qué se debe hacer y qué no. Por ejemplo, los niños no pueden subirse a la escultura de José Noguero de la plaza del Mercado… Igual no es propiamente limpieza, pero es incívico. Y los educadores de calle, advertirán de los comportamientos mejorables.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here