El lamasterio de Panillo celebra este viernes el Lo Sar

0
1796

La comunidad budista de Panillo celebrará este viernes día 16 el Lo Sar o Año Nuevo Tibetano con una gran y colorista ceremonia abierta al público que será el acto que supondrá el momento álgido de una serie de ceremonias propiciatorias que se vienen desarrollando desde hace varios días en el lamasterio ribagorzano.
El año nuevo tibetano se celebra el primer día del primer mes del calendario lunar tibetano, que normalmente cae en el mes de febrero, y el Lo Sar atrae siempre a un gran número de fieles, simpatizantes y curiosos que en esta ocasión darán la bienvenida al año 2145 del calendario tibetano que llega bajo el amparo del Perro de Tierra.
La conmemoración tendrá sus momentos más vistosos y espectaculares a partir de las 11,30 horas, cuando los lamas residentes dirijan en la explanada del templo el ritual de purificación y la ofrenda de humo blanco que todo lo purifica o Ri Uo Sang Chö que tendrá como colofón el lanzamiento de harina al cielo, el Gyel Lo, como expresión del deseo de los mejores auspicios para todos los presentes y para el mundo en general.
La posterior lectura de la Prajnaparamita en el interior del templo y la posterior procesión de la comunidad budista por los terrenos del centro budistas portando los textos del Kangyur marcarán este viernes el punto final de esta conmemoración casa vez más arraigada entre los grausinos.
El tibetano es un calendario de tipo solar y lunar que se basa en los movimientos del sol y de la luna, siguiendo los días y los años al primero y los meses a la segunda con un sistema para ajustar el desfase existente entre ambos. Los años se designan por el nombre de un animal junto con un elemento. Son 12 animales y 5 elementos a los que se suma la calidad masculina o femenina del año en cuestión. Según la tradición astrológica, estos elementos determinarán las líneas generales del devenir de los próximos meses.
Los responsables del lamasterio ribagorzano explican que el periodo del año nuevo tibetano se considera un momento importante en la vida de los budistas. Tras los primeros días de la luna creciente del mes de febrero y hasta la luna nueva siguiente, converge todo un conjunto de celebraciones y prácticas que tienen como objetivo finalizar el año en curso y dar inicio al siguiente, creando las mejores condiciones para que esta transición resulte lo más auspiciosa posible para la comunidad budista y para todos los seres en general.
Tradicionalmente, esta conmemoración tiene un gran predicamento entre la comunidad budista y se celebra con música, danzas y un espíritu general de gran festejo, en que se intercambian cálidos saludos y buenos deseos entre familiares, vecinos y amigos. Losar, el año nuevo tibetano, es el momento más importantes en la vida de los budistas y es un día festivo en el Tíbet, Nepal, Bután y otros lugares del mundo que esperan ilusionados la llegada de este 2145 que será el año del hombre, la tierra y el perro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.