Denuncian la peligrosidad de una central eléctrica proyectada en Sahún

0
625

El Boletín Oficial de Aragón publicaba el pasado 2 de marzo la resolución de 8 de febrero del Instituto Aragonés de Gestión Ambiental por la que se adopta la decisión de someter a evaluación de impacto ambiental ordinaria el proyecto de aprovechamiento para producción de energía eléctrica en el barranco Cambra, en el término municipal de Sahún, en la Alta Ribagorza.
Esta decisión había sido reclamada por el consistorio ribagorzano que el pasado mes de agosto mostraba su rechazo al proyecto de la central promovido por la empresa Eléctrica de Eriste S.L y su tramitación por el procedimiento abreviado.
Coincidiendo con esta resolución, los vecinos del municipio han vuelto a insistir estos días de la peligrosidad de la proyectada central. «Las nevadas de estos últimos días han vuelto a provocar dos “llitarradas” –palabra con la se denomina en la zona a las avalanchas- en el lugar donde se pretendía construir el azud para embalsar las aguas que alimenten la central», apunta José Ángel González Aller, concejal de Obras en el consistorio ribagorzano.
Para el edil, el proyecto es «una locura» y, como otros convecinos, entiende que es «peligrosísimo» colocar en el entorno del barranco de Cambra la central «ya que cuando nieva se producen avalanchas en la zona donde irá ubicado el azud». González Aller subraya que estos aludes, «ya de por sí peligrosos», incrementarían su peligro al encontrarse un obstáculo como el azud y el agua embalsada, «que podría llevarse por delante con las consecuencias imaginables».
El Ayuntamiento de Sahún justificó su oposición a esta central ante sus graves problemas de afección medioambiental, incompatibles con la normativa actual del Parque Natural Posets-Maladeta en cuya Zona Periférica se situaría la central y sus infraestructuras necesarias, con lo que debería supeditarse la obra al Plan de Ordenación de los Recursos Naturales, PORN, del Parque. Y reclamaban que las administraciones implicadas fueran «conscientes» del alto valor ambiental de la zona y las graves afecciones que la instalación de la central generaría, tanto para el abastecimiento de la población, como para la estructura socio-económica del territorio «basada en un turismo de calidad sostenible y respetuoso con el medio ambiente».
Algo que ha tenido en cuenta el Instituto Aragonés de Gestión Ambiental que insta a que el proyecto incluya un plan concreto de restauración e integración paisajística de las zonas afectadas por su realización, indicando las distintas unidades de obra, instalaciones necesarias para la ejecución y medidas a adoptar para rehabilitar el espacio afectado, concretando revegetaciones a realizar, morfología del terreno objeto de restauración, métodos de siembra y/o plantación, dosis de siembra, densidades de plantación, criterios de selección de las especies prestando especial atención a la utilización de especies autóctonas y evitando especies alóctonas e invasoras, etc.
Así mismo, reclama que se incluya un estudio de coste-beneficio del proyecto tal y como se señala en el PORN del Parque Natural Posets-Maladeta, estudiando también su incidencia y compatibilidad con la economía y el modelo de desarrollo del municipio, estimándose los puestos de trabajos que se emplearán durante la ejecución del proyecto y funcionamiento de las instalaciones de producción eléctrica.
La obra proyectada consiste en la ejecución de un azud de derivación, una cámara de carga, una tubería de conducción y una central o casa de máquinas, así como una línea eléctrica enterrada que conducirá la electricidad producida hasta las inmediaciones del núcleo de Sahún. El proyecto de la central prevé también la ejecución de una pista de acceso. Según la memoria, el caudal óptimo de explotación es de 0,400 metros cúbicos por segundo que permitiría producir de 3.305.555 kilowatios a la hora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.