Por Lola Gª Casanova

En este 2018 el Club Ciclista Grañén cumple 25 años. Cuando comezó, era aquella la época de Miguel Indurain y del ciclismo en carretera y las salidas de corredores eran más habituales que ahora. No obstante, el tiempo no ha hecho mella en sus ganas y en su compromiso y desde hace cinco años son los principales impulsores de la carrera `Color Esperanza´, en btt o caminando, una grano de arena en favor de los enfermos de cáncer y de sus familias. David Pinós preside la entidad ciclista desde hace dos años y él nos descubre la intrahistoria de esta jornada que se vivirá en Grañén el 6 de mayo.

La Color Esperanza se celebra el 6 de mayo, han abierto las inscripciones bastante pronto.

Con los cliclsitas no hay problema, pero otra gente lo deja todo para última hora y en un evento de estas características son muchos los detalles y los asuntos que hay que atar. Camisetas, comidas, seguros, voluntarios… Así, que buscamos que la gente se apunte cuanto antes por motivos de organización. Sobre todo, el tema de las camisetas que reciben los participantes, pero si te apuntas el mismo día de la carrera comida tendrás, pero no camiseta. Así, que hay que inscribirse antes del 24 de abril ¿De acuerdo?

¿El Club Ciclista lleva toda la organización?

Contamos con muchos voluntarios. Si tocas la campana, la gente acude. Sin el apoyo de tantas personas esto no podría salir. Sólo en carretera habrá 20 personas y socios del club estamos 30… Se necesitan voluntarios para los controles, la Asociación Santa Ana que se encarga de la comida, Amas de Casa, Cruz Roja, Ayuntamiento, los comercios que dan regalos, los que buscan ayuda de empresas, las empresas, patrocinadores…¡uf! un montón de gente. Pero hay que coordinar y que nada falle. Y la comida que sobra se llevan a la Cruz Blanca. Aquí no se desperdicia nada.

La idea, ¿partió del Club Ciclista?

Mamen Viu lanzó la idea. Lo habló con el alcalde, Carlos, y él con nosotros y como nos metemos en todos los fregados ¡aquí estamos!

Cada año resulta más complicado porque varía la normativa, pagar las tasas, seguros, lograr fecha. Porque la federación de ciclismo nos exige que la fecha esté decidida en octubre y eso supone toda una negociación ya que intervienen muchos factores. Cuando yo lo deje… el que siga va a flipar.

La andada resulta todo un éxito.

Se introdujo porque lo pidió la gente. Existía un dorsal 0, pero estas personas querían tener una participación más activa y así se sienten más integrados. Nos sorprendió la altísima participación.

¿Cuánto cuesta inscribirse?

En btt los federados 12 y los no federados, 20. La  federación exige que haya una diferencia de ocho euros. La andada y el dorsal 0, 15 euros.

Y después servimos una comida en el pabellón y sorteamos regalos. Es un día de deporte y fiesta muy bonito. Merece la pena.

Y ¿qué saca usted personalmente?

Trabajo y muchos nervios. Pero queda la satisfacciónde haberlo hecho. El Club no se queda ni un euro, nada, todo va para la Asociación Contra el Cáncer.

Y el Club celebra sus 25 años.

Y algo haremos desde luego, tenemos varias ideas como una charla sobre mecánica, algo para niños… Pero primero la Color Esperanza. La celebración del club lo dejamos para el verano.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here