La Enclavación de Ayerbe volverá a estremecer y emocionar el Jueves Santo

0
1221
Santiago Edward, Antonio Biescas y Alejandro Salcedo, durante la presentación.

El Jueves Santo, a las 00:00, ya a punto de entrar al Viernes, se celebra en Ayerbe la XVI edición de la Enclavación, declarada de Interés Turístico de Aragón. Organizado por la Banda de Tambores y Bombos, y el Ayuntamiento de Ayerbe, y con el patrocinio de la DPH, Comarca de la Hoya, y Apiac. Rompida de la hora, y en la plaza, tras el recorrido de Jesús con la cruz por las calles del pueblo, llega el momento culmen con la enclavación.

En la presentación celebrada en la sede comarcal han estado Antonio Biescas, alcalde de Ayerbe, Santiago Edward, actor intérprete de Jesús de Nazaret, y Alejandro Salcedo, Presidente de la Asociación de Tambores. Éste último ha destacado que la figura del penitente arrastrando la cruz es una tradición que ya existía en el Siglo XIII. Este año ha querido poner el énfasis, y reconocer el trabajo de os voluntarios. Se encargan de informar, de velar durante el recorrido y el acto porque todo vaya bien, de preparar la cena, las tortas de Ayerbe, y el chocolate para recuperar fuerzas, en este caso la Asociación de Amas de Casa, y sin ellos nada de esto sería posible.

Una tradición, la Enclavación, que empezó como un refuerzo de la Rompida de la Hora, y que ya se ha convertido en el plato fuerte, con una puesta en escena con más de 60 actores y actrices. El alcalde Antonio Biescas, que lleva participando desde la primera edición, destacaba la gran cantidad de gente que viene a verlo, y que abarrotan la plaza, con casi 2.000 personas. Este año precisamente toda la escena final será dentro de la plaza, para que todos puedan verlo bien. Las bandas participantes en la Rompida serán la de Ayerbe, Alcalá y San Lorenzo.

Santiago Edward, actor principal interpretando a Jesús de Nazaret, comenzó con ese papel cuando el anterior intérprete, Óscar Abadiano, decidió retirarse, y le propuso hacerlo a él. Algo que no dudó, a pesar de que siempre había estado como espectador. Cada año lo vive de forma más intensa, y con más emoción, ya que se controlan más los nervios, dejando paso a otras sensaciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.