El taller en tecnología de la DPH da empleo y formación a diez altoaragoneses

0
335

Un año más, la Diputación de Huesca ha comenzado con el taller de empleo que de forma anual pone en marcha para ofrecer formación en materia de tecnología y dar opciones de inserción laboral en uno de los nichos laborales como son las Tic’s con mejores perspectivas de futuro, en los últimos años las ocupaciones que encuentran quienes terminan son el autoempleo, una salida profesional es la de prestar el servicio de electrónico a empresas y entidades locales, y en otros casos optar a puestos como el de técnico o docente en sistemas microinformáticos, personal de soporte técnico u operador de teleasistencia, entre otros. Los nuevos diez alumnos-trabajadores ya tienen como lugar habitual un punto en cada una de las diez comarcas altoaragonesas, este año la edad de los participantes oscila entre los 30 y los 55 años y estaban en situación desempleo a la hora de acceder al Taller que también ayuda a seguir implantando las nuevas herramientas de administración electrónica en los ayuntamientos.

 

Este taller de técnico en sistemas microinformáticos se prolongará hasta 2019 después de que ya se contabilicen más de un centenar de participantes desde sus inicios, con el mismo punto de partida de mejorar la empleabilidad acercando el conocimiento de las Tic’s. Así lo explica la responsable de Iniciativas y Tecnología de la Diputación, para quien se trata de “una oportunidad de reciclarse en materia de tecnología que puede suponer la diferencia para estas personas a la hora de buscar un empleo”. Para Rodrigo, que ha compartido una jornada con los nuevos alumnos, “es un proyecto importante para la Diputación” que, por un lado, centra “en la generación de empleo, con más de un 70% de inserción laboral”, a la vez que insiste en que “cubrimos una de las necesidades más demandas por los ayuntamientos que es la asistencia en temas tecnológicos, especialmente con la entrada de la actual administración electrónica”.

 

Para las seis mujeres y cuatro hombres que han iniciado su formación, el taller es una oportunidad de futuro. Ana Alcázar, una de las alumnas que viene de Sobrarbe, espera “tener más oportunidades laborales, porque llevaba dos años en paro y es la forma de que lo que aprenda me sirva de ayuda, me abra puertas”. Las diez personas que han resultado seleccionadas para realizar el taller cuentan con una remuneración económica que les hace más fácil centrarse en la formación y tarea que realizan.

 

Esta iniciativa que llega a su undécima edición, es una colaboración entre la Diputación Provincial y el Instituto Aragonés de Empleo, que cofinancia la actividad a través del Fondo Social Europeo. Del total de 275.000 euros que conlleva la puesta en marcha del taller, el INAEM financia la actividad con 200.000 euros, y el resto lo aporta la Diputación.

 

Un año para el desarrollo del taller

El taller vuelve con cambios respecto a ediciones anteriores, “en esta ocasión la duración ha logrado extenderse a un año, tras unos años de talleres más cortos”, resalta María Rodrigo. El desarrollo del curso lleva a cabo en dos fases, cada una de cerca de 1.000 horas, durante las que se combinan las clases presenciales en el Centro de Formación de la DPH en Huesca con otras que se realizarán de forma telemática a través de la red de telecentros y la plataforma online con el soporte de la directora, Alicia Lairla, y el monitor, Chavier Vusús, contratados también para este taller.

 

El trabajo de campo lo desempeñan en cada una de las comarcas altoaragonesas, en concreto acaban de instalarse en Sabiñanigo Alto, Laguarres, Alerre, Fonz, Canfranc, Tierrantona, Sena, Esplús, Pozán de Vero y Torrente de Cinca. En esta edición, el taller se centra en el aprendizaje de conocimientos informáticos acerca de sistemas operativos, redes y aplicaciones informáticas y microinformáticas como la modificación de elementos gráficos y la gestión de la reciente administración electrónica, una novedad con la que muchos ayuntamientos están todavía aprendiendo a trabajar y que podrán ayudar a implementar en cada una de estas zonas de destino.

El objetivo de esta variedad de materias es que quienes las cursan puedan optar al mayor número de salidas profesionales distintas. De ahí que se haya formación complementaria relacionada con la construcción de páginas web, un recurso de máxima actualidad que permitirá a los alumnos del taller aprender a confeccionar y administrarlas, así como la forma de sacarle partido de forma profesional.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.