Por Ana Pascual
El montisonense Jairo Lozano, actual profesor en el Conservatorio Profesional de Música de Sabiñanigo, presentará el disco Pere Soto de guitarra el próximo 25 de abril en su pueblo natal. Gracias a él podremos descubrir desde una suite barroca hasta música muy vanguardista pasando por piezas de un estilo neo-romántico muy interesante. Si quieres conocer qué es para Jairo el talento o sus consejos para convertirte en un gran músico, sigue leyendo…
¿Cómo comenzaste en el mundo de la música y cuándo?
Comencé cuando tenía unos once años con Mari Carmen Escudero, aprendiendo acordes y sacando algunas canciones de oído. Fue con la guitarra, pero más adelante continué con el laúd con el Grupo Folclórico “Nuestra Señora de la Alegría de Monzón” y mientras tanto iba adaptando los conocimientos musicales aprendidos a la guitarra hasta que pude ya con 15 años comenzar en el Conservatorio con José Antonio Chic. Todos lo que han intervenido en mi formación musical desde la primera vez que tuve una guitarra en las manos hasta la fecha han sido muy importantes y los recuerdo con mucho cariño.
¿A qué te dedicas actualmente?
Imparto clases de guitarra clásica en el Conservatorio Profesional de Música de Sabiñánigo, así como música de cámara e historia de la música. Este tipo de trabajo hace que me sienta realizado porque así puedo transmitir el cariño y la motivación por la música tal y como lo hicieron conmigo en un pasado.
¿Qué podemos encontrar en ‘Pere Soto’?
Podemos encontrar de todo, pues Pere es una fuente de inspiración inagotable. Tiene alrededor de unas 1300 obras registradas en SGAE. En el disco que hemos grabado hay desde una suite barroca hasta música muy vanguardista pasando por piezas de un estilo neo-romántico muy interesante. Pere es además de compositor, guitarrista de jazz y puede notarse una gran influencia de este estilo de música en sus obras.
¿Qué esperas de la presentación el próximo 25 de abril en Monzón?
Lo primero que el público pueda disfrutar mucho del repertorio. Será un concierto variado que tendrá además obras del repertorio conocido para guitarra. Mi idea es presentar una cara de la guitarra que se conoce, así como otra no tan conocida, pues estoy en una etapa de la vida donde me interesa investigar un repertorio que todavía no ha salido a la luz. Además la mayoría de las obras que toco de Pere, a excepción de una (creo), nunca habían sido tocada antes, es decir, no hay versiones de referencia. Esto ha hecho que tuviera que esforzarme en imaginar qué es exactamente lo que Pere quería expresar con sus obras y buscar la manera de traer a la realidad auditiva una determinada idea musical que antes no había sido escuchada.
¿Sueles venir mucho? ¿Qué es lo que más echas de menos?
Ahora estoy más cerca de Monzón, pero ha habido temporadas en las que he estado más lejos, por ejemplo, cuando impartía clases en Alemania. Siempre he echado mucho de menos a mis amigos y a mi familia. Con el paso del tiempo la mayoría nos hemos ido distanciando por circunstancias de la vida. De todas maneras, siempre quedan en el recuerdo “mis años mozos” y lo bien que lo pasé tanto tocando como compartiendo otros momentos con mi gente.
¿Qué le aconsejarías a alguien que quiera dedicarse a la música?
Paciencia, perseverancia y sobre todo, mucho disfrute. Cuando se toca un instrumento, al igual que ocurre con el estudio de otras materias, los resultados no suelen ser inmediatos y a veces puede llegar a ser desesperante. Vivimos en una época en la que parece que todo está al alcance de la mano con sólo mirar un móvil y resulta cada vez más difícil mantener la atención constante en sólo una cosa. Hoy están muy de moda las palabras flow y mindfulness (fluir y atención plena). Nos gustan mucho los anglicismos pero a todos nos resulta familiar el hecho de que alguna vez durante nuestra infancia nos avisaran para comer y estar uno encerrado en una actividad como pintar, leer, realizar un deporte, etc… Es en esos momentos en los que el tiempo se pasa como si nada en los que uno haciendo algo se descubre a sí mismo. Si eso te pasa desde que ha caído un instrumento en tus manos, estás de enhorabuena…. es posible que seas un proyecto de músico.
No se si has visto este año Operación Triunfo en el que la mayoría de alumnos tenían formación musical, ¿que piensas de este tipo de programas?
No he visto Operación Triunfo este año pero sí he seguido alguna que otra edición del programa. Me parece que es una forma más de transmitir al mundo una determinada idea o emoción y además tiene un gran público que disfruta con ello. Si los alumnos anteriormente ya tenían una formación musical previa, reciben un punto de vista diferente en la academia y si no, tienen una nueva perspectiva de trabajo. Lo importante es ser consciente de que, llegue la fama o no, en la mayoría de los casos suele ser efímera ya que dura lo que dura y lo importante es vivir esa demanda interior de la música que hace posible que ello cobre un sentido en el mundo real, sea a través del medio que sea.
¿Crees que es más necesaria la formación, el talento o ambas?
El talento creo que vale para la recompensa a corto plazo. No he encontrado a ningún “genio talentoso” que haya llegado a realizar una tarea artística bien sin haber trabajado incansablemente durante años. Se oyen casos de niños “savant” que escuchan una obra al piano y sin haber tocado nunca se sientan por primera vez ante uno y la tocan; nunca he conocido a uno directamente. Puedes tener talento y que esa facilidad en el resultado te motive para conseguir un objetivo tras otro, pero a lo mejor no tienes tanto talento y una gran motivación te lleva a trabajar mucho para conseguir los resultados. Creo que en la mayoría de los casos hay una pasión que le lleva a alguien a pasar horas haciendo una actividad y una vez que se muestra, solemos pensar que es un genio. Quizás el secreto se encuentra en la motivación y la felicidad a la hora de realizar una tarea. Respecto a la formación, pues creo que es indiscutible que es necesaria. Parte de mi formación fue una enseñanza musical reglada pero también son parte de ella las experiencias que he vivido, lo que he preguntado y lo que mucha gente ha compartido conmigo. En mi caso, creo que lo que más ha intervenido en mi formación musical ha sido la gente que ha abierto su corazón conmigo, profesores, alumnos y amigos… todo suma.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here