Miguel Gracia pide la exención en las facturas eléctricas de la parte en concepto de transporte en las zonas productoras de energía

0
44
Foto de Familia de la entrega de la Medalla de Oro a Ercros por parte del Ayuntamiento de Sabiñánigo

El Presidente de la Diputación Provincial de Huesca, Miguel Gracia, ha reivindicado la eliminación en las facturas eléctricas de los territorios del Pirineo o de aquellos generadores de esta riqueza, del 20% que supone el pago en concepto de transporte eléctrico, dado que son generadores directos de la energía y son los que padecen los efectos de la instalación de centrales hidroeléctricas así como de todas sus infraestructuras necesarias, y que acarrearon una parte importante de la despoblación de zonas de montaña. Para el Presidente de la Diputación de Huesca se trata ésta de una medida concreta de acción para fijar población y para compensar la discriminación que estos municipios han tenido que padecer durante estos últimos años.

 

Así lo ha dicho Miguel Gracia en el acto de entrega de la Medalla de Oro del Ayuntamiento de Sabiñánigo a la empresa Ercros, que este año celebra 100 años de la llegada de su primera fábrica al municipio serrablés. El Alcalde de Sabiñánigo, Jesús Lasierra, ha concedido esta distinción que ha recogido Agustín Franco, director general de Negocios de Ercros.

 

El Presidente de la Diputación de Huesca ha felicitado a la empresa y ha argumentado la labor de creación de empleo en esta parte del Pirineo altoaragonés. “Desde su ubicación ha sido un muro de contención que ha frenado la despoblación en esta zona y  además ha contribuido a la diversificación de la economía altoaragonesa ya que la actividad industrial que genera contribuye a fortalecer el modelo económico de la provincia, ya que supone a desestacionalizar la actividad económica de otros sectores como servicios o turismo, de forma que entre todas se complementan y se va a un modelo de desarrollo a medio y largo plazo frente a otro más especulativo que busca sólo resultados a corto plazo”, ha dicho Miguel Gracia.

 

El Presidente de la  Diputación de Huesca ha recordado que uno de los motivos que llevó a Ercros a instalarse en Sabiñánigo fue la proximidad de centrales hidroeléctrica y en concreto su actividad industrial empezó con el aprovechamiento de la energía hidroeléctrica generada en el rio Gállego para la fabricación de clorato sódico,  además del hecho de que el ferrocarril había llegado 25 años antes a Sabiñánigo.

 

El acto se ha desarrollado como sesión plenaria extraordinaria en la que además del alcalde han intervenido otros grupos políticos. Por parte de Ercros han asistido Agustín Franco, director general de Negocios de Ercos, y quien ha recogido la medalla; Chantal Clos, directora para desarrollo sostenible de Ercros y Luis Gállego, director de la fábrica de Sabiñánigo. Por parte del Gobierno de Aragón, las Consejeras de Economía, Industria y Empleo,  Marta Gastón, la de Ciudadanía y Derechos Sociales, Maria Victoria Broto, y la presidenta de la Comarca del Alto Gállego, Lourdes Arruebo, y los ex alcaldes de Sabiñánigo, Antonio Ferrer, Antonio Calvo y Carlos Iglesias. La interpretación musical ha corrido a cargo de Isabel Gállego. También ha asistido Ramona Periel, quien hace años cedieron el Molino Periel a Sabiñánigo, donde hoy se ha desarrollado el acto y quien el pasado año recibió la Medalla de Oro de Sabiñánigo.

 

En el acto han tenido lugar también las intervenciones de Eduardo Bandrés, catedrático de la Universidad de Zaragoza y ex consejero de Economía del Gobierno de Aragón,  y de Carmen Claver, catedrática del departamento de Química Física inorgánica de la Facultad de Química de la Universidad e Tarragona, académica de la Real Academia de Ciencias Exactas Físicas y Naturales e hija de quien fuera directora de Aragonesas (antigua Ercros), Juan Claver, en Sabiñánigo.

 

Energías e Industrias Aragonesas y posteriormente Aragonesas, inició su andadura en Sabiñánigo en el año 1918 cumpliendo 100 años de ininterrumpida. Se constituyó con un capital de 3 millones de pesetas, en 1924 el capital social era de 20 millones de pesetas y hacia 1927 el marqués de Urquijo compró el 51% de EIASA .Forma parte de la reconocida vocación industrial de Sabiñánigo y ha sido y es  una referencia en el ámbito económico y social durante estos cien años.

 

En sus inicios contrató a 77 empleados, incrementándose en solo un año hasta 142 trabajadores. En el año 1927 contaba con una plantilla de 172 personas, cifra que se fue multiplicando a lo largo de las décadas generando cientos de empleos tanto directamente en su factoría como indirectamente en los servicios auxiliares. En la actualidad cuenta con 210 empleos directos.

 

Durante esta larga andadura se han realizado constantes inversiones automatizando las distintas plantas y convirtiéndose en una de las principales industrias químicas del país, con una innovación continuada y proyectos que se han desarrollado y siguen promoviéndose permanentemente.

 

La importancia de la presencia de esta industria en el crecimiento en habitantes de Sabiñánigo se traduce en el incremento de la población: en treinta años el municipio cuadruplicó su número: en  1940 contaba con 1.800 habitantes, en 1950 eran  2. 249 habitantes, en 1960 eran 5.638 y ascendían a 8.298 en el año 1970.

El Ayuntamiento ha destacado en su mención que “a pesar de los procesos de reconversión industrial se ha mantenido la empresa en Sabiñánigo y  se pusieron  en marcha nuevas fabricaciones como  el agua oxigenada, con la consiguiente creación de puestos de trabajo o mantenimiento de la propia empresa”. Además el alcalde ha explicado también la estrecha vinculación e implicación de Ercros con Sabiñánigo así como la simbiosis y sintonía entre ambos que se ha traducido en colaboraciones y acciones conjuntas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here