Las puertas del convento de San Pedro convulsionan la vida benabarrense

0
238

La denuncia realizada por las monjas propietarias del convento de San Pedro Mártir de Benabarre por la presunta apropiación indebida por parte del consistorio de seis puertas de madera de este edificio religioso llegó ayer al pleno de la corporación benabarrense ya que el portavoz del PP, Javier Martín, requirió explicaciones al equipo de gobierno en el turno de ruegos y preguntas puesto que el asunto no formaba parte del orden del día de la sesión plenaria y el alcalde, el socialista Alfredo Sancho, pretendía discutirlo más en profundidad en una comisión de urbanismo convocada para este viernes.
Ante una escasa concurrencia ciudadana, el concejal popular reconoció en su intervención que este asunto les ha pillado totalmente por sorpresa y que desconocen su alcance real por lo que demandó al alcalde que diera una información exhaustiva sobre este conflicto desvelado el pasado sábado por HERALDO DE ARAGÓN que ha desembocado en la denuncia ante la Policía del robo de seis puertas de madera del siglo XVII presentada por las monjas dominicas propietarias del convento benabarrense que se encuentra cerrado desde 1996 y que ha sido puesto a la venta.
Unas puertas que se encuentran en el almacén municipal de Benabarre –aunque no hay seis sino cinco- ya que, según Sancho, las religiosas las cedieron al consistorio hace ahora unos ocho años de forma verbal. Fuentes municipales apuntan que se barajó la posibilidad de utilizarlas en la restauración del antiguo hospital de Santa Elena, convertido ahora en albergue municipal, aunque finalmente no fue necesario.
No obstante, la que entonces era priora del convento benabarrense, sor María Antonia, niega esta cesión. La actual superiora de la congregación, sor Agustina, sostiene que la desaparición de estas puertas se produjo hace tres años y que, aconsejada por su abogado, se ha decidido ahora a presentar la denuncia al ser consciente de que se trataba de unos bienes catalogados.

Visiblemente afectado por la situación, el alcalde benabarrense presentó ante los ediles el requerimiento judicial y puso a su disposición toda la información en poder del Ayuntamiento y los correos y wasaps intercambiados con las religiosas y su representación legal. Así mismo comunicó al pleno que en las últimas semanas se ha intentado poner en contacto con ellas en reiteradas ocasiones sin que haya sido posible por lo que les ha enviado un burofax indicándoles oficialmente donde se encuentran las puertas, reclamándoles que pasaran a recogerlas y comunicándoles que si no lo hacen en el plazo de diez días, el Ayuntamiento las depositará en un almacén cargándoles a ellas el coste del traslado y el alquiler de las instalaciones. Tras escuchar las explicaciones, los ediles populares comunicaron su intención de estudiar la documentación aportada aunque se reservaron la posibilidad de solicitar un pleno extraordinario sobre este tema. Por su parte, el concejal de Aragón Sí Puede, ausente ayer por motivos personales, había señalado previamente su intención de solicitar también esta documentación antes de tomar una decisión.
Mientras, en el pueblo se palpa una evidente división de opiniones entre quienes dan por buenas las explicaciones del alcalde y aquellos que consideran que las religiosas dominicas pueden tener razón en su demanda. Algo que se hace patente en las conversaciones vecinales ya que algunos benabarrenses no se explican que por unas puertas, de escaso valor material por mucha antigüedad que puedan tener, se haya levantado tanto revuelo y piensan que no es más que un primer aldabonazo sobre una situación que genera un profundo malestar en las dos partes en conflicto por motivos que podrían estar relacionados con la gestión y contraprestaciones del convenio urbanístico del entorno del convento y sus huertas que firmaron hace ya más de dos décadas el consistorio y las religiosas y que desde entonces apenas se ha desarrollado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.