El PAR pide a la DGA que actualice e impulse la Vía Verde de Barbastro, por Castejón del Puente, con Selgua y Monzón

0
149

El diputado del Partido Aragonés (PAR) en las Cortes de Aragón, Jesús Guerrero, ha presentado en el Parlamento aragonés una proposición no de ley con la que esta formación política pretende “reconvertir” en Vía Verde el antiguo ramal ferroviario que unía Barbastro, por Castejón del Puente, con la estación de Selgua y hasta Monzón, y que quedó en desuso a finales de la década de los 60 del pasado siglo. Una larga aspiración de los citados municipios y de las comarcas de Somontano y Cinca Medio, que cuenta además con importante apoyo social, evidenciado en la marcha popular que año a año reivindica este proyecto, según ha explicado en rueda de prensa en las Cortes, Jesús Guerrero que es también concejal del PAR en Monzón y ha comparecido ante los medios junto con Javier Betorz, portavoz del PAR en Barbastro. 

La propuesta del PAR insta al Gobierno de Aragón a “impulsar la constitución de un grupo de trabajo y colaboración con los ayuntamientos de Barbastro, Castejón del Puente y Monzón, así como con las comarcas de Somontano de Barbastro y Cinca Medio para”:

1.- Redefinir y actualizar el proyecto de Vía Verde Barbastro-Castejón del Puente-Selgua-Monzón, con las características adecuadas a fin de que pudiera ser desarrollado en breve plazo en una primera fase de presupuesto asumible y puesto en servicio para su uso por caminantes, ciclistas, visitantes…., incluyendo acciones de promoción turística de este itinerario, recuperación y señalización de vestigios del pasado ferroviario en estas comarcas, etcétera, mediante acuerdo con el ADIF, titular de la infraestructura.

2.- Tras la adaptación del proyecto de Vía Verde y en función del mismo, determinar por parte del Gobierno de Aragón el compromiso de aportación de las partidas precisas en los próximos presupuestos para la rehabilitación del trazado. 

3.- Establecer los contactos precisos con otros ayuntamientos y comunidades vecinas para, en una segunda fase, conectar esta vía verde con otros caminos naturales y hacer posible así una financiación estatal, con nuevas actuaciones complementarias de acondicionamiento o equipamiento en profundidad, además de cooperar para acceder a financiación europea mediante la posible vinculación de la Vía Verde al ramal Euro Velo que recorre el continente.

4.- Dirigirse al Gobierno central y obtener el compromiso en firme de contribución económica por su parte a la creación de esta vía verde, cumplidos los requisitos fijados por la normativa.  

Jesús Guerrero defiende que las vías verdes son un recurso en auge de turismo familiar, activo, de naturaleza y cultural, con éxito en numerosas zonas de España y Aragón, que dinamiza la atracción de visitantes compatible con otras opciones, la actividad deportiva de las poblaciones locales y la difusión del patrimonio. En este caso, ha dicho, confluyen de manera señalada todos estos factores y en algún tramo, también como enlace alternativo de transporte privado.

En los antecedentes de la iniciativa el Partido Aragonés recuerda que el proyecto Barbastro-Selgua apenas ha conseguido avances materiales más allá del uso limitado por peatones y ciclistas en Barbastro para un recorrido que ahora se va a ver completado con una actuación parcial para acondicionar el tramo que lleva hasta el polígono industrial Valle del Cinca. 

Guerrero señala que los ayuntamientos mencionados han emprendido además diversas iniciativas para tratar de culminar esta transformación en Vía Verde. Así, el Ayuntamiento de Barbastro encargó un estudio de PRAMES de hace unos años cifró en 2,25 millones de euros la ambiciosa inversión necesaria para acondicionar los diecinueve  kilómetros del tramo Selgua-Barbastro y la adecuación del apeadero de Castejón del Puente, contando con la financiación del Estado.

Recientemente una delegación de estas entidades locales acudió a plantear el proyecto ante el anterior Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, que ha financiado hasta la fecha con fondos de la administración central otras vías verdes que se han llevado a cabo en nuestra Comunidad y que se han convertido en motores de dinamización económica para sus comarcas. Sin embargo, el cambio en la normativa respecto a vías verdes o caminos naturales determina actualmente que deben ser varias administraciones públicas las que se encarguen de la financiación, a las que se sumaría el Estado con la firma de un convenio, y que estos trazados deben estar además conectados en un futuro con otra vía verde o con un camino natural de otra comunidad autónoma.

De esta forma, ante esa negativa, los pasos y gestiones efectuados hasta la fecha se encuentran ante la obligación de reiniciarse, con un planteamiento distinto, de tal magnitud y dificultades de viabilidad que requerirá varios años para concretarse y hacerse realidad, de tal manera que el acondicionamiento de la Vía Verde Barbastro-Castejón del Puente-Selgua-Monzón quedaría aplazado y la demanda social e institucional unánime de la zona, pospuesta por tiempo indefinido, dejando sin aprovechar este recurso positivo en distintos ámbitos. De ahí que la propuesta del PAR se oriente en dos horizontes diferentes a corto y medio plazo, con un proyecto renovado inicialmente y un enfoque amplio posterior, y plantea la implicación directa del Gobierno de Aragón para avanzar cuanto antes en esta actuación demandada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.