La parte catalana del congosto de Mont-rebei se abrió ayer al público

0
466

La Fundació Catalunya La Pedrera, que gestiona los accesos al camino de acceso a la parte catalana del desfiladero del Congosto de Mont-rebei, ha anunciado que este camino se ha abierto desde ayer jueves al público una vez concluidos los trabajos de saneamiento del terreno y de limpieza de las dos grandes rocas desprendidas sobre el firme la noche del pasado día 17.
Los trabajos de limpieza han estado coordinados por el Ayuntamiento ilerdense de Sant Esteve de la Sarga –en cuyo término municipal se encuentra esta popular vía que prosigue en la parte aragonesa del Noguera Ribagorzana-, y han implicado al personal del consistorio, al de la fundación y al del Consejo Comarcal del Pallars Jussà. Una vez finalizados, han recibido una valoración técnica favorable de los técnicos de bomberos y protección civil y de los geólogos que han estudiado el terreno en el que se produjo el desprendimiento para evaluar y descartar posibles ulteriores riesgos de nuevas caídas de piedras sobre el camino.
El desprendimiento ocurrió durante la noche y no ocasionó daños personales pero obligó a cerrar al público la parte catalana de este sendero y conllevó también la supresión temporal de la navegación por las aguas del vecino embalse de Canelles. No obstante, no afectó a la parte aragonesa cuyas celebras pasarelas del Montsec han seguido estando muy concurridas durante todos estos días.
La apertura del tramo catalán del sendero está acompañada por la colocación de unos carteles a la entrada del congosto que advierten a los excursionistas que están entrando en un espacio natural, con todo lo que ello implica, y les advierten de los riesgos que pueden correr con la admonición añadida de que acceden a esta zona bajo su propia responsabilidad. Fuentes del consistorio ilerdense señalan que estos carteles se mantendrán mientras no dispongan del dictamen definitivo del Instituto Cartográfico de Cataluña sobre los riesgos de nuevos desprendimientos en el futuro.
El Congosto de Mont-rebei se ha convertido en una exitosa atracción turística que está dinamizando enormemente la vida económica y social de un amplio territorio circundante en las riberas catalana y aragonesa del Noguera Ribagorzana. En alta temporada como la que nos encontramos y en época de gran afluencia turística se han contabilizado más de 2.000 personas al día visitando este impactante desfiladero que ha sido histórica frontera y punto de encuentro de las gentes del Pallars ilerdense y la Ribagorza aragonesa.
La ruta restablece la conexión entre las vertientes aragonesa y catalana del Noguera Ribagorzana desde el albergue de Casa Batlle en Montfalcó hasta enlazar con la etapa del GR 1 entre las localidades ilerdenses de La Masieta y Corçà. En la parte aragonesa, el Camino Natural de Montfalcó a Mont-rebei se ha hecho tremendamente popular entre los excursionistas y senderistas por las impresionantes pasarelas de Montfacó ancladas sobre la vertical de la ladera que flanquea la ribera izquierda del Noguera Ribagorzana alzada a pico sobre el vertiginoso desfiladero contiguo.
El camino permite disfrutar de la espectacular orografía caliza de la sierra del Montsec que, horadada por el río Noguera Ribagorzana, divide la sierra en dos –el Montsec de l’Estall y el Montsec d’Ares-, forma el vertiginoso de Mont-rebei. En su pare aragonesa, el trazado supera los farallones de la roca y el embalse de Canelles mediante unas espectaculares pasarelas de madera ancladas en la roca y un puente colgante que se han convertido en una enorme atracción turística.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.