Los vecinos de Paúles de Sarsa disfrutan de su centro de visitantes y salón social

0
295

Desde finales del pasado mes de julio, los vecinos de Paúles de Sarsa, localidad perteneciente al municipio de Aínsa-Sobrarbe, disfrutan ya de las instalaciones de su flamante Centro de visitantes y salón social. Se trata de un edificio de obra nueva, en el que el ayuntamiento ha invertido 125.000 euros, para lo que ha contado con financiación del Gobierno de Aragón y de la Diputación Provincial de Huesca, además de los recursos propios de la institución local.

El fuego no perdona

Los trabajos del centro de visitantes y salón social de Paúles de Sarsa se acometieron hace cuatro años, en respuesta a la demanda de los vecinos para disponer de un espacio de uso común y como dependencia complementaria al colegio para que allí los niños puedan recibir las clases de Educación Física y disfrutar del tiempo de recreo en días de climatología adversa. En el colegio de Paúles de Sarsa, el curso pasado estudiaron 11 alumnos, de Australia, Francia y España, que residen en localidades cercanas. Por este centro, en las últimas décadas han estudiado alumnos de diferentes países, con mayor presencia de holandeses, ingleses y belgas. El centro de visitantes y salón social se ha levantado al lado del centro escolar.

A la peculiaridad de la diversidad de nacionalidades centroeuropeas de los escolares del CEIP Paúles de Sarsa hay que sumar otra, el hecho de que, tanto el colegio como el resto del pueblo se ubiquen dentro del Parque Natural de la Sierra y los Cañones de Guara, algo poco frecuente.

Con estas nuevas instalaciones, en un edificio de planta única y con una superficie útil aproximada de 220 metros cuadrados, los vecinos de Paúles de Sarsa y de núcleos próximos disponen de un centro-salón social en el que reunirse para realizar diferentes actividades. El edificio dispone de una pequeña cocina y baños. En Paúles de Sarsa viven habitualmente 19 vecinos, cifra que se duplica en verano.

El alcalde del Ayuntamiento de Aínsa-Sobrarbe, Enrique Pueyo, se muestra muy satisfecho por la finalización de las obras y de la apertura de este centro de visitantes y salón social. “Este tipo de infraestructuras mejoran la calidad de vida de los vecinos. Los buenos servicios son esenciales para el asentamiento de la población. Es imprescindible que los habitantes de estas pequeñas poblaciones cuenten con un punto donde reunirse y convivir.

Desde el ayuntamiento se trabaja en dotar de este tipo de centros a otras localidades del municipio. “Ahora estamos trabajando en Arro y tenemos pendientes de finalizar los salones sociales de Arcusa y Latorrecilla y acometer el de Castellazo”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.