Cerca de 40 ayuntamientos aprenden técnicas para prevenir y tratar la procesionaria

0
331

El Vivero Provincial ha acogido una nueva jornada de formación medioambiental con la que se pretende dar soporte desde la DPH a ayuntamientos y comarcas para tener en el mejor estado las zonas verdes de sus localidades. En este caso los participantes, personal de cerca de cuarenta localidades, acudían interesados en conocer técnicas para combatir las plagas, principalmente la procesionaria, para lo que han puesto en práctica de forma experimental el sistema conocido como endoterapia.

acoso escolar, gobierno de aragón

 

Dese el área de Desarrollo Territorial y Medio Natural, su responsable, Maribel de Pablo, ha compartido un rato con todos ellos en el que ha puesto de manifiesto “el compromiso para dar formación a sus técnicos municipales y alguaciles en un plan que ya comenzamos con otras jornadas más centradas en la poda y que continuamos con un tema que nos demandaban desde muchos pueblos”.

“Lo que queremos es que esto no se quede aquí y haya una interlocución fluida para saber dónde se plantean las dificultades y nosotros trabajar en ello”, ha dicho Maribel de Pablo, para quien hay otra vertiente a destacar “y es que iniciativas como esta no solo sirve par compartir experiencias y conocimientos, sino que les permite conocerse entre ellos y facilitan su trabaja porque intercambian técnicas y se ayudan mutuamente”, explica la responsable provincial, quien ha estado acompañada por la técnico de Medio Ambiente, Marta Fábregas, y los operarios del Vivero Provincial.

La formación de hoy ha estado dirigida por Fernando Ortubia, de la asociación de profesionales de horticultura de Aragón, para poder abordar la prevención y tratamiento de plagas que, con la entrada del otoño, algunas tan dañinas como la procesionaria pueden convertirse en un serio problema para muchas localidades altoaragonesas. Durante la formación, ha detallado cómo aplicar la técnica de la endoterapia, un tratamiento “que inyecta el producto directamente en el interior del árbol y llega a las hojas a través de la sabia, de manera que cuando la oruga sale a comer la hoja del pino, se muere”. Ano contaminamos el medio, ni es agresiva con las personas, así que es una técnica que funciona muy bien”. 

La parte más teórica ha dejado paso a la aplicación práctica en las especies arbóreas del Vivero Provincial. Entre los 38 participantes, se encuentran operarios de Santa Cruz de la Serós, Barbuñales, Alcalá de Gurrea, Blecua y Torres, El Grado y Seira, alguaciles de Angüés, Novales, Canal de Berdún, Albero Alto y Piraces, jardineros de Igriés y Monzón, oficiales de brigada de Esplús y Binaced, y técnicos de Nueno, Arguis, y de las comarcas de los Monegros y de la Hoya de Huesca. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.